Cesar Ortiz Anderson

Un importante números de adolescentes están involucrados en diversos delitos

Escribe Cesar Ortiz Anderson.- La Inseguridad Ciudadana es un fenómeno que debe tener respuestas Integrales y Articuladas, donde la ciudadanía también juega un rol importante, hoy la adecuada crianza de nuestros hijos es muy importante, reforzando los valores no olvidemos que el Ejemplo arrastra, cuando vemos que un importante número de adolescentes están involucrados en diversos hechos delictivos, donde en algunos casos es la propia familia que alienta a dar esos malos pasos.

Hay padres que preparan a sus hijos desde los 10 años a formar un equipo de familia dedicada a robar en tiendas, mientras que los padres distraen a los vendedores ellos van hacia la caja para robar dinero o robar celulares u otros objetos de valor, están adiestrados por sus padres o parientes para ello, hay un descuido de familias hacia sus hijos preocupante.

En el año 2017 se reportaron ojo no todos los padres reportan cuando sus menores hijos se van de casa, 809 entre niños y adolescentes, cada vez más temprano cambian los juguetes por armas y estudian no en colegios sino en la escuela de la calle, observamos un preocupante embarazo precoz y cada vez son más los adolescentes que consumen alcohol y drogas, instituciones como CEDRO, nos han venido advirtiendo este fenómeno desde hace años atrás.

Según estadísticas policiales entre los meses de Enero y Mayo de este año 123 entre niños y adolescentes estuvieron involucrados en diversos hechos delictivos en todo el País, pero esa cifra son de los casos denunciados, la cifra negra de la no denuncia de menores de edad es mucho mayor, se estima que un importante número de adolescentes se involucraron en delitos desde los 12 años, pero un 70%  de los menores infractores tuvieron como guía para ingresar a los delitos a sus mismos familiares, el 2017 registro a 4,562 menores infractores a nivel nacional, de ellos un 60%  fueron internados en Centros de rehabilitación juvenil.

En los primeros  cinco meses de este año ya 776 entre niños y adolescentes se han visto involucrados en delitos contra el patrimonio, 432 en otros delitos y 5 han cometido homicidio, un 45%  de estos casos los menores resultaron ser reincidentes, debo advertir ante toda esta Corrupción de nuestro Sistema de Justicia, sumándose casos donde Políticos, Autoridades, Empresarios también se encontrarían involucrados, el País se encuentra consternado y la peor señal del Estado seria sumar impunidad a estos destapes que se están haciendo. 

Para la mayoría de los países latinoamericanos la Inseguridad Ciudadana es uno de sus principales problemas, cuando no el principal como sucede hoy de acuerdo a diversas encuestas en Perú, por ello la población exige soluciones. Y tienen motivos fundados. La Región tiene la segunda tasa mayor de homicidios anuales del mundo duplica y hasta triplica la que tenían en  los años 1980,  Perú en menos de una década paso de 3.8 por cada 100,000 habitantes a 8.9 por cada 100,000 habitantes, hoy las modalidades de Extorsión y Sicariato son sus principales problemas, pero no los únicos, los asaltos en la vía publica, robos a domicilios, robos de autos y accesorios, asaltos en restaurantes, en el transporte público, en cajeros o bancos  la lista es interminable, no existe hoy un ámbito seguro en la Ciudad.

En diversos países, se difunde la idea de que se deben apoyar políticas de "mano dura". Esa visión apunta a un tratamiento básicamente policial de todo el problema, enfatizado en medidas como dar más facultades a la policía, permitir el encarcelamiento aun por infracciones menores para dar ejemplo (la llamada tolerancia cero), considerar delito los signos de pertenencia a pandillas, bajar la edad de encarcelamiento, acelerar los juicios, implantar penas más severas, cuando soy entrevistado en alguna radio y abren los micrófonos al público este pide la Pena de Muerte y que el Ejercito salga a las calles.

Aclaremos que la pena de muerte para delincuentes avezados que asesinan es Utópica en estos momentos por diversos tratados internacionales que hemos firmado, además si quisiéramos salirnos lo cual veo extremadamente difícil, porque son vinculantes con otros tratados, ello demoraría en promedio de 8 a 10 años.

La realidad ha demostrado que el tema es más complejo. Los países que han aplicado mano dura han fracasado en reducir el delito. Estudios sobre El Salvador, Guatemala y Honduras, que aplicaron mano dura, muestran que las cifras de inseguridad ascendieron y el número de miembros de las maras (pandillas juveniles) aumentó (USAID).

A la luz de la experiencia y los datos disponibles para efectivamente reducir el delito habría que considerar por lo menos las siguientes propuestas. Hay que diferenciar diversos tipos de delincuencia.

Está por un lado el crimen organizado, las bandas del Narcotráfico, el Sicariato, la Extorsión, la Minería Informal, el tráfico de personas entre otras. Es imprescindible que la sociedad se defienda frente a ellas y las desarticule aplicando el máximo peso de la ley. Ello requiere apoyar una renovación profunda de las instituciones policiales, modernizándolas, dotándolas de recursos y capacidades técnicas.

Pero hay otro tipo de problema muy diferente: la delincuencia juvenil. Los delitos de menores, que pueden comenzar por robos pequeños e ir escalando. La evidencia indica que están profundamente ligados con el hecho de que uno de cada cuatro jóvenes latinoamericanos está fuera del sistema educativo y del mercado de trabajo. Carecen en muchos casos también de un marco familiar o un hogar Disfuncional, La Exclusión Social, el Consumo de alcohol y drogas, que causó no terminaran primaria o secundaria, también desmembró sus familias. Eso los estimula a formar parte de pandillas para tener algún lugar de pertenencia, y su "acorralamiento social" los hace vulnerables al delito, por ello adolescentes son fácilmente reclutados para el Sicariato, sumando además que la pena máxima para un adolescente asesino es de 6 años en un Reformatorio.

Así, un estudio muy reciente en Estados Unidos muestra que los delitos de jóvenes subieron en ese país, y que ello estuvo ligado a la crisis y al abandono de los jóvenes desfavorecidos por las Políticas Públicas.

La delincuencia juvenil en América latina requiere políticas activas de trabajo para jóvenes desfavorecidos, más educación, más protección de sus familias, y servicios, en resumen más inclusión y oportunidades.

La mano dura agrava el problema en lugar de solucionarlo. Concluye el estudio sobre los países centroamericanos con mano dura antes mencionado que "muchos de los jóvenes jamás han experimentado una interacción positiva con el Estado. Con frecuencia su única vivencia del Estado es la policía haciendo arrestos y encarcelando".

En la práctica la aplicación de la mano dura ha llevado a empujar aún más lejos de la sociedad a los jóvenes en riesgo y llenar las cárceles de ellos. También ha preparado el camino para que, ante la falta de respuestas de la sociedad, puedan ser reclutados por el crimen organizado.

Señala una investigación de la Universidad Nacional de México sobre dicho país: "la base de apoyo social del narcotráfico comprende a más de 500.000 personas. Mientras no haya una política económica y social para reducir la pobreza será difícil revertir la situación", en mi opinión se debe tener un verdadero Liderazgo Político y una adecuada Política de Estado Anticriminal.

Los países exitosos en seguridad ciudadana han sido los de exclusión cero, no los de tolerancia cero. Las menores tasas de delincuencia las tienen países como Noruega, Finlandia, Suecia y Dinamarca. Sin embargo, tienen el menor número de policías por habitante, incluso en Noruega están analizando cerrar algunas prisiones por falta de Internos.

Su éxito está en que han logrado abrirles plenas oportunidades de inclusión a los jóvenes. Tienen garantizados Salud, Educación, posibilidades de trabajo, y hay fuerte protección a la familia.

Hay que renovar el debate. Es necesario pasar a políticas más integrales. Junto a fortalecer la Policía, la Justicia el Sistema Penitenciario, para enfrentar el Crimen Organizado, es importante que estas instituciones sean saneadas y profesionalizarlas, además casi un 70% de la delincuencia es juvenil, por ello es imprescindible plantear alternativas a la juventud excluida de la Región.

América latina está en una encrucijada frente al fundamental problema de garantizar seguridad a sus ciudadanos: mano dura, o "más de lo mismo" que viene fracasando.

Finalmente, siempre habrá carencias de todo tipo para Reducir la Criminalidad, hay que ser bastante creativos e imaginativos, priorizar los gastos y que la ciudadanía sea parte de la solución adoptando una cultura de seguridad, denunciando los hechos sospechosos o cuando son víctimas de algún delito.

Cesar Ortiz Anderson

Presidente de Aprosec

www.aprosec.org

Cel.:999316197 / 998160756

Fan Page:  Aprosec-PERU



Comentarios


Suscríbete a nuestro Newsletter

Recibe nuestro Newsletter diariamente registrándote con tu email y mantente informado con las noticias más relevantes del día.

Suscribirme



También te puede interesar


Mas articulos

Gaceta Ucayalina Radio - Música y Noticias
0:000:00