Sin respuesta de gobierno central

Se dio primer día de paro indígena en Atalaya

Sociólogo pide evitar derramamiento de sangre.

Paro1 2cf58638Paro2 2cf58638Paro3 2cf58638

Atalaya.- “No más marginación y postergación a los indígenas, la selva no se vende la selva se defiende, el pueblo indígena en pie de lucha por su bosque, hermano únete a la lucha por nuestros derechos; con estas y otras frases alusivas en sus pancartas, varios centenares de indígenas marcharon por la principales calles de la ciudad, en el primer día de paro indefinido demandando al gobierno central atención a sus demandas.

A las 10 de la mañana, desde las instalaciones de la Organización Indígenas Regional de Atalaya –OIRA, se dio inicio la marcha en mención, en donde los indígenas vestidos con su atuendo típico – cushma, portaban su arco y fecha, teniendo el acompañamiento de miembros de la Policía Nacional y Marina de Guerra.

Al regresar a su local institucional, los principales dirigentes de CORPIAA, OIRA, OIYPA, URPIA y de otras más, dieron lectura a la plataforma de lucha, pedidos que esperan sean escuchados y atendidos por los representantes del Gobierno Central, en reivindicación a sus derechos actualmente trastocados, caso contrario están dispuestos en radicalizar la medida de fuerza.

Hasta el cierre de esta edición, en el primer día del paro, no se ha registrado ningún tipo de enfrentamiento con los miembros policiales.

En tanto, dentro de la población, se escuchó expresiones de respaldo a la iniciativa indígena, se identificaron con la exigencia a las transnacionales, cumplan con su responsabilidad - oportunidad de trabajo a la población local, la cual no sucede a la fecha, porque prefieren contratar a empresas externas que no contribuyen en nada en el desarrollo social y económico de Atalaya.

Líder asháninka pide diálogo y evitar derramamiento de sangre

El Sociólogo Guillermo Ñaco Rosas, líder asháninka-nomatsiguenga, pidió al presidente de la República entablar un diálogo directo con las organizaciones indígenas de la provincia de Atalaya que iniciaron el miércoles 15 de agosto un paro indefinido.

En una entrevista concedida al programa Vida Legal de Radio Miraflores, el vocero Ñaco Rosas, exhortó al presidente de la República Martín Vizcarra evitar cualquier enfrentamiento y un inútil derramamiento de sangre.

El paro indefinido busca frenar la actitud de “no consulta ni consideración” a los pueblos ancestrales por parte del Estado y las empresas transnacionales que utilizan de forma intensa los ríos para el traslado de su logística, lo que contamina el agua y ahuyentan los peces, principal fuente de alimentación de las comunidades.

Por ello, exigen a las empresas de hidrocarburos un bono de compensación de tránsito fluvial a favor de las comunidades, incluyendo a las comunidades ubicadas en el distrito de Tahuanía.

Al respecto, piden además revisar el convenio suscrito por el Estado peruano con las empresas trasnacionales a fin de destinar un 25 porciento de las utilidades para beneficio de las comunidades indígenas que han visto deteriorado sus ecosistemas y perdido sus fuentes de agua saludable.

También exigen la urgente atención de la población del pueblo Nahua de la comunidad de Serjali, a fin de conocer el origen y consecuencias de las enfermedades que padecen debido a la elevada presencia de mercurio en el organismo de la población.

Cabe destacar que el Consejo directivo de la Asociación Interétnica de Desarrollo de la Selva Peruana(AIDESEP) invocó a las autoridades nacionales y en particular de Ucayali, atender las demandas de las comunidades indígenas de la provincia de Atalaya.

Altas multas forestales

Otras demandas se refieren a las concesiones forestales superpuestas al territorio ancestral de las comunidades y que depredan el bosque amazónico y las elevadas multas impuestas por el Organismo de Supervisión de los Recursos Forestales y de Fauna Silvestre (OSINFOR).

Al respecto proponen derogar o anular la medida regional que favorece la entrega de concesiones forestales con fines maderables por procedimiento abreviado en unidades ofertables del bosque de producción de Ucayali, lo que atenta contra la ecología y la disponibilidad de territorio de comunidades indígenas.

A ello se suman las exorbitantes multas a las comunidades impuestas por el OSINFOR y que consideran injusta, exageradas e impagables. Por este motivo, piden la condonación de las multas.

Ante el avance de la colonización y el narcotráfico demandan priorizar el reconocimiento y titulación de las comunidades a fin de fortalecer la seguridad jurídica amazónica; y asimismo activar los Comités de Autodefensa (CAD) como medida de control territorial.

Otra demanda territorial concierne a la necesidad de que se creen reservas comunales en la provincia de Atalaya a fin de cautelar el bosque amazónico y la biodiversidad que provee y que esencial para la subsistencia tradicionales de las diversas poblaciones indígenas.

Fuente: Raúl Velásquez.


Comentarios


Suscríbete a nuestro Newsletter

Recibe nuestro Newsletter diariamente registrándote con tu email y mantente informado con las noticias más relevantes del día.

Suscribirme



También te puede interesar


Mas articulos