Augusto Lostaunau Moscol

La dictadura de la corrupción

Augusto Lostaunau Moscol *

El Perú no vive una democracia. El Perú se encuentra bajo una dictadura. La peor de las dictaduras que se desarrollan en América Latina. Es la dictadura de los corruptos. Es la dictadura del “¿cómo es?” La dictadura del “hermanito”. De la aceitada y los compadres de las ratas. La dictadura de la coima y el dolo. De los sicarios nacionales e importados. Y lo peor es que existen algunos que pregonan que el Perú es un país libre y democrático. Viven con los ojos mirando a sus bolsillos.

Increíblemente Ricardo Vásquez Kunze a escrito:

“Se está produciendo ante nuestras narices un golpe de Estado. Es blanco porque no necesita pólvora ni balas. Y es caviar porque proviene de ese sector de “poderes fácticos” de ONG, la “Academia”, los “notables”, los “influencers” y los gremios de los medios de comunicación a los que se conoce con el eufemismo de la “sociedad civil”.

¿Cómo se puede producir un Golpe de Estado en el Perú cuando los denominados poderes fácticos están en el poder? ¿Cómo se puede producir un Golpe de Estado en el Perú cuando las ONG sólo sirven para justificar el modelo económico impuesto durante el fujimorato? ¿Cómo se puede producir un Golpe de Estado en el Perú cuando la “Academia” es un grupete de intelectualoides adscritos ideológicamente al neoliberalismo y a la posmodernidad? ¿Cómo se puede producir un Golpe de Estado en el Perú cuando los “notables” tienen tremendo rabo de paja que convierte a su CV en un prontuario? ¿Cómo se puede producir un Golpe de Estado en el Perú cuando los “influencers” negocian su accionar como se negociaba la línea editorial en las épocas del narcoestado fujimorista? ¿Cómo se puede producir un Golpe de Estado en el Perú cuando los medios de comunicación privados y con intereses sólo están enfocados en recuperar la publicidad (cupo) estatal?

Vásquez Kunze agrega que:

“El golpe va en su segunda fase. La primera ya concluyó y fue la difusión de los audios (seguirán saliendo pero eso ya no interesa porque a estas alturas el objetivo ya se cumplió, a saber: cualquiera que salga en uno, no importa si su aparición no es relevante, está jodido según la premisa de no separar la paja del trigo y meter a todos en el mismo saco. El caso del ministro Heresi es el más palpable)”.

El apocalíptico golpe de Estado que no utiliza balas ni pólvora (ni dinamita) tiene como principal arma letal contra la “democracia” a los audios que en las últimas semanas han indignado al 90% de los ciudadanos peruanos. Los audios donde jueces, fiscales y otros han desnudado la corrupción existente en las altas esferas de los tres Poderes del Estado, ahora son armas de la venganza de los poderes fácticos; de las ONG; de la “academia”; de los “notables”; de los “influencers”; y de los medios de comunicación privados y con intereses. Así, el 90% de los ciudadanos peruanos no existen. Políticamente son invisibles. Son sólo un conjunto de “votantes” o “electores” a los que se les tiene en cuenta cada cinco años. El golpe de Estado  de los audios es el mismo golpe de Estado de los vladivídeos.

La “segunda fase” ya está en marcha:

“La segunda también ya está consumada, y ha sido la formación de la Comisión Presidencial para la Reforma del Sistema de Justicia, copada de caviares (ver mi artículo del 14 de julio, La cagada). El único objeto de esta “comisión” es facilitar una cuestión de confianza (el plazo de 10 días lo delata: ¿qué reforma de la justicia se puede hacer en menos de dos semanas? Ese es un pretexto para un objetivo mayor) por parte del gabinete para poner al Congreso entre la espada y la pared y gatillar su disolución”.

No cabe duda que el golpe de Estado se las trae. Caído el Poder Judicial seguirá el Poder Legislativo. Luego, todo el poder para el Presidente Provisional (e improvisado) Martín Vizcarra. Así, los poderes fácticos; las ONG; la “academia”; los “notables”, los “influencers” y los medios de comunicación privados y con intereses lograrían controlar todo. Pero, ¿Acaso ya no controlan todo? Muchos miembros de las ONG se encuentran sentados en el Congreso de la República formando parte de todas las bancadas. Los poderes fácticos ya controlan el Poder Judicial; la “academia” tiene gran influencia en ministerios y son asesores de la mayoría de los congresistas; los “notables” están sentados sobre los tres poderes del Estado; los “influencers” ya forman parte de la jauría que se come al Perú en cada acto de corrupción; y los medios de comunicación privados y con intereses son especialistas en psicosociales que buscan ocultar la dictadura de la corrupción.

Pero, Vásquez Kunze anuncia que:

“La conspiración NO es un cuento chino. Es realidad. Para que el golpe se inicie se necesitaban los audios. Ese es el magma. Los delincuentes del Callao son el pretexto que los golpistas se encontraron en el camino. ¿O acaso hemos escuchado uno solo de esos audios que dieron inicio a la interceptación solicitada por la fiscal y autorizada por el juez, como bien hace en señalar la periodista Mariela Balbi? A partir de ahí empezó ya no la lucha contra el crimen organizado y los narcotraficantes y bandas de construcción civil, sino un plan político para derrocar el mandato popular vigente hasta el 28 de julio de 2021. Se fue tejiendo una red de espionaje desde la fiscalía de la nación”.

Parece que el Dr. Ricardo Vásquez Kunze no ha estudiado Historia del Perú. “Derrocar el mandato popular vigente hasta el 28 de julio de 2021” es decir que pese a toda la corrupción existente, los ciudadanos peruanos (aquellos “electores y votantes”) debemos convertirnos en “pobladores” y agachar la cabeza. Debemos mantener en el Congreso de la República a todos los corruptos. Debemos mantener en sus oficinas a todos los jueces y fiscales corruptos. Debemos esperar hasta el 2021 y votar por un nuevo corrupto.

No existe tal golpe de Estado. Los que se encuentran en ambas márgenes del poder tienen la misma ideología: son neoliberales. En todo caso, puede tratarse de una guerra fratricida entre neoliberales y posmodernos. Una guerra donde las grandes mayorías no tienen espacio. Vivimos bajo la dictadura de la corrupción. El Perú es gobernado por los corruptos en los últimos 40 años. Aunque, la corrupción ya cumplirá 500 años. Quizás se produzca un cambio de régimen (como el 2000), pero no un cambio de sistema.

*Historiador a favor del Colegio Profesional de Historiadores del Perú.


Comentarios


Suscríbete a nuestro Newsletter

Recibe nuestro Newsletter diariamente registrándote con tu email y mantente informado con las noticias más relevantes del día.

Suscribirme



También te puede interesar


Mas articulos

Sigue transmision gu db1ca652
Aplicacionnueva b20fadd9

Pagina c29a18dbSaludable 5fa274c9Jne fe996a39Regional a20152bcVocacion 6ec01671Familia e0a9160dEscape 42989b8bPunto ec62ee0f

Qatar 3a017fa6

Pod2 e0df9c0c


Más leídas - Augusto Lostaunau Moscol


Gaceta Ucayalina Radio - Música y Noticias
0:000:00