Jaime Antezana Rivera

Narcoemboscada a policías en Anco, Churcampa, Huancavelica: ¿"Terrorismo express" pro-Fujimorista?

Escribe Jaime Antezana Rivera.- Lo que a simple vista podría haber sido la segunda (la anterior fue en Tucuccasa, el 6 de setiembre de 2017, que dejo tres policías asesinados luego del decomiso de 1 tonelada de acetona) narcoemboscada de una columna armada del clan Quispe Palomino contra una unidad policial que dejó 4 policías muertos en Anco, Churcampa, Huancavelica, el 7 de junio pasado, tres datos la convierten en una emboscada, por decir lo menos, extraña.

Veamos. Primero, la emboscada consistió exclusivamente en la explosión de una mina cuando la unidad policial paso por encima de regreso a Anco sin que se haya producido ningún disparo de la columna armada. Esta es el primer dato extraño de esta emboscada: normalmente los miembros de la columna rematan a balazos a los policías y disparan contra la unidad policial como ocurrió en Tucuccasa.

Segundo, este es el dato más extraño, los miembros de la columna armada no se llevaron ningún fusil de los policías considerado uno de los objetivos de la acción, aparte del objetivo subyacente: emboscar por los "excesos" o "abuso" de los policías: en el cobro de "cupos" a los nachos, o quedarse con la "merca" (droga) o, como en la emboscada en Tucuccasa, el decomiso de una tonelada de acetona para el refinamiento de cocaína.

Tercero, el haber dejado en el lugar de los hechos la batería y los cables eléctricos con el que detonaron la dinamita que destruyo la unidad policial con los cuatro policías que iban dentro de esta. "La batería y los cables nunca se dejan abandonados en el lugar de la emboscada. Se regresa o "encaleta" en el trayecto de regreso a Vizcatán", señaló una fuente confiable.

Estos tres datos, para quienes conocieron desde dentro el modus operandi y confirmado por todas las narcoemboscadas perpetradas por las columnas del clan Quispe Palomino desde el 5 de diciembre de 2005 hasta el 6 de setiembre de 2017, convierten a esta emboscada en una acción "extraña". El elemento, según una fuente consultada, "más extraño es no llevarse los fusiles de los policías. Que informe le van a rendir a José".

A estos datos "extraños" en la emboscada del 7 de junio, habría que agregar dos cosas más. Por un lado, la difusión de un vídeo de una captura de "mochileros" (jóvenes narcotraficantes que transportan la droga por los caminos de herradura) del mes pasado como si hubieran capturado a dos responsables de la emboscada. Pese a que todas las fuentes que fueron consultadas señalaron que no eran miembros de la narco-organización armada del clan Quispe Palomino ese vídeo discurrió por las redes sociales.

De otro lado, lo más destacado por los medios y quienes sostienen que la organización armada del clan Quispe Palomino son "senderistas", "terroristas" o "narcoterroristas", en el panfleto escrito con una tinta cada vez más roja que dejaron en el lugar de la emboscada reza:"Viva la Revolución Peruana. Hermanos campesinos obreros comerciantes, Esto (sic) es una lucha armada del Partido de la Revolución Peruana..." No dice, como muestran todos los vídeos de `José´, el Militarizado Partido Comunista del Perú.

Sacha: El plan de inteligencia para "capturar" a "José".

Ahora, cabe la siguiente pregunta: ¿quién ha sacado de Vizcatán los vídeos y fotos de "José" y "Helena" o Vilma y los adolescente posando con fusiles Galil o en la mesa para mostrar que esta organización tiene `discurso ideológico y político" que ha sido difundido por los diarios más vinculados al fujjimorismo? La respuesta es: Sacha, quien preside la Asociación Plurinacional de Reservistas del Tahuantinsuyo (Aspret) y, a través de una comunicado público, ha reconocido tener una "alianza" con "José Quispe Palomino" (sic).

Pese a ello, y que las fotos entre Sacha y "José" fueron mostrados por el congresista fujimorista Octavio Salazar para "demostrar" una "alianza" entre el etnocacerismo de Antauro Humala y el "sendero luminoso" de "José", que fue condenado por el hermano del ex presidente Ollanta Humala, esté sigue libre ingresando y saliendo como "Pedro" en su casa de Vizcatán. Y camina libremente por las calles y también sale en vídeos hablando de esa "alianza".

¿Por qué la Dincote no detiene ipso facto a Sacha por colaboración con una organización "terrorista" o, como los llama el discurso oficial, "narcoterrorista" que termina siendo utilizado como sinónimo de Sendero Luminoso? En este caso la respuesta, como se puede ver y escuchar en la entrevista en ATV, es que Sacha forma parte de un plan de inteligencia para "capturar" a los hermanos Quispe Palomino.

Es parte de un plan de inteligencia no solo de un organismo de inteligencia sino de, por lo menos, tres organismos. Un plan que, por lo visto, ha sido aceptado por "José" para mostrar su "análisis internacional, una parafernalia muy "roja", sacar lustre al "militarizado Partido Comunista" e, incluso, tener una página en facebook donde muestra fotos de niños y adolescentes portando armamento de guerra (Galil y AKM) y una fraseología revolucionaria que solo existe en su cabeza.(https://www.facebook.com/Militarizado-PCP-Partido-comunist…/?)hc_ref=ARQ99TqYy56zAKAT3DA0l8qjaVIOccXhIpvB7Kf2_v7eLnUPnZ2iZlozWal_GhJZGqw&fref=nf).

Eso no es todo. En la primera reunión con Sacha o camarada "Eloy" y "José Quispe Palomino" (como lo llama Aspret en su comunicado, esté le le habría -según las fuentes consultadas- pedido 50 hombres no para entrenarlos en Vizcatán, como creyeron los responsables de inteligencia que han facilitado que Sacha y cuatro de hombres ingresen sin problemas a esa zona, sino "para que realicen acciones armadas en otras partes del país" como parte del accionar del “Frente Unido Democrático Andino Revolucionario del Perú”.

Más aún: las pretensiones de este "Frente" es que "sea una milicia internacional" (https://fpp.org.pe/sendero-luminoso-en-una-alianza-con-gru…/). Es evidente que Víctor Quispe Palomino no es un tonto y le ha impuesto a Sacha y los aparatos de inteligencia involucrados con el plan para capturarlo "demostrar" con acciones armadas la "alianza" sellado con un apretón de manos con Sacha teniendo como telón de fondo las banderas con la hoz y el martillo y del "Tahuantinsuyo".

Llegado hasta aquí, cabe preguntarse lo siguiente: ¿será la emboscada a los policías en Anco, Churcampa/Huancavelica, la primera acción del "Frente Unido Democrático Andino Revolucionario del Perú"? ¿Quiénes forman ese frente y tienen que realizar acciones "terroristas", para cumplir con la condición planteada por "José", fuera del Vraem? Como no podría ser de otra manera, porque el Aspret es -que duda cabe- un cascarón sin base para realizar una acción armada, es posible que estemos en el estreno de exmiitares y policías de los servicios de inteligencia de la era fujimontesinista.

Eso podría explicar los elementos extraños que ha tenido la emboscada en Anco, Huancavelica. Además, por una razón sumamente importante a saber: la cruel emboscada que dejo 4 policías asesinados, ahora reconocidos oficialmente como una respuesta del narcotráfico "para intimidar a la policía local", ocurrió -oh, coincidencia- en un contexto que el fujimorismo más necesitaba del "terrorismo".

La realización de la segunda marcha por el cierre del Congreso, que -dicho sea de paso-, también habría sido infiltrada por personas para incendiar una vieja unidad policial en el centro de Lima, por el notable incremento de la planilla, la compra de laptops, frigobares y flores sobrevualadas, contrataciones indefinidas a aportantes de Fuerza Popular. y el incremento del ISC de combustibles por el gobierno del presidente Martín Vizcarra cuya popularidad había empezado a caer en las encuestas.

¿Quién es el principal beneficiario con la emboscada en Anco presentado como el "rebrote" del "terrorismo" de Sendero Luminoso sobredimensionado por la prensa fujimorista y sus operadores mediáticos? Obviamente, el fujimorismo. En conclusión, esperemos no estar ante un "terrorismo express" pro-fujimorista.

Ni tampoco ante la funcionalidad del accionar del clan Quispe Palomino que, cuatro días después, el lunes 11 de junio, hostigo la base militar de Libertad, en Santo Domingo de Acobamba, perteneciente a la provincia de Huancayo, Junín, dejando siete soldados heridos. Esta base militar ha sido, cuando estaba en Mazangaro, objeto de varios hostigamientos por francotiradores de la narco-organización armada dirigida por "José".

Fuente: Jaime Antezana Rivera


Comentarios


Suscríbete a nuestro Newsletter

Recibe nuestro Newsletter diariamente registrándote con tu email y mantente informado con las noticias más relevantes del día.

Suscribirme



También te puede interesar


Mas articulos

Sigue transmision gu db1ca652

Gogacetayoutube2 fd2a43c5

Miembro 1dc19425

Congreso 7c7dcada

Normita3 f155fb4e

Anuncio newsletter gaceta f29c7558


Más leídas - Jaime Antezana Rivera