Augusto Lostaunau Moscol

Friaje en puno y calentamiento de los medios de comunicación con intereses

Augusto Lostaunau Moscol *

Esta última semana ha sido muy interesante. Mientras las redes sociales se llenan de fotos y vídeos sobre el desastre social que ocasiona el friaje en Puno; los medios de comunicación privados y con grandes intereses se han concentrado en la ley que prohíbe al Estado gastar en publicidad. Así, mientras miles de ciudadanos que utilizan los medios electrónicos para comunicarse han preferido manifestar su malestar e indignación por la muerte de niños y ancianos a consecuencia de las bajas temperaturas que se están produciendo en las zonas altoandinas; los propietarios, periodistas e “invitados preferidos” de los medios de comunicación privados y con intereses manifiestan su malestar e indignación porque el Congreso de la República ha decidido limitar al máximo los gastos (en millones de soles) que realiza el Estado (principalmente el Poder Ejecutivo) en publicidad. Lo que significa que ya no existirá más publicidad que diga “El Perú Avanza” en la prensa chicha y la televisión basura.

El fiaje o frialdad, como prefiere la RAE (ya que sostiene que friaje es un término inculto), se produce todos los años. Por ello, todos los años debemos realizar “colectas y donaciones” para ayudar a los afectados. En el momento que se escriben estas líneas, los estudiantes de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos organizan una donación de ropa que será llevada por sus representantes para “asegurar su entrega”. Vale decir, los jóvenes se organizan para ayudar. Los jóvenes piden colaboraciones y donaciones para ayudar. Los jóvenes se aprestan a viajar –algunos poniendo en riesgo su ciclo académico- para ayudar. Pero, los jóvenes no tienen confianza en las autoridades ya que “si entregan las colaboraciones de ropa, mucha de ella se puede perder, extraviar o ser robada para luego ser vendida”. Mejor dicho, los jóvenes están hartos de la corrupción existente entre las autoridades del país. Uno de ellos nos dijo que “no confiamos en nadie, ni siquiera en las autoridades de la universidad”. Es lamentable que la corrupción generalizada haya alcanzado hasta los cargos universitarios.

Mientras tanto, los propietarios de los medios de comunicación particulares, utilizan a sus periodistas-trabajadores y manipulan a sus “invitados” preferidos, para “denunciar” ante la sociedad (ahora ya no nos dicen “población”) que en el Perú existe un peligro “a la libertad de prensa” porque el Congreso de la República ha dado una ley que no permite el gasto en publicidad estatal. ¿Y la Responsabilidad Social Empresarial que tanto pregona la administración neoliberal? Mejor dicho ¿Debe el Estado gastar varios millones de soles colocando publicidad para invocar a los ciudadanos que donen prendas de vestir y alimentos para los afectados del friaje? ¿Debe el Estado gastar millones de soles en publicidad? O ¿Debe el Estado gastar esos mismos millones en implementar la ayuda directa a los afectados del friaje? Es más ¿Si no les pagan los Medios de Comunicación privados y con intereses no pueden colocar avisos por un simple acto humanitario? Todos sabemos que los medios de comunicación privados y con intereses son un negocio que depende de las decisiones de sus propietarios. Todos sabemos que los medios de comunicación privados y con intereses sólo buscan tener ganancias que aseguren el bienestar de sus propietarios. Pero, ¿Dónde quedó la pregonada Responsabilidad Social? Vale decir, ¿Es más importante el dinero del avisaje que la vida de miles de niños y ancianos?

Creemos que la actitud que tomen los medios de comunicación privados y con intereses marcará la diferencia entre los Medios de Comunicación Basura y los Medios de Comunicación con Responsabilidad Social.

No se puede estar gastando millones de soles anuales (en algunos casos la cifra es de un millón de soles semanales) mientras la sociedad en su conjunto realiza “teletones, colaboraciones y donaciones” para enfrentar los problemas del país. No es justo que se utilice la tragedia social para engordar las billeteras de unos cuantos. La televisión basura no puede controlar nuestro destino como país. La prensa basura no puede determinar cuál será nuestro destino como país.

Existen muchos medios de comunicación que no “viven” de la publicidad estatal. Son medios de comunicación dignos que tienen garantizada su libertad de expresión y de trabajo. Son medios de comunicación dignos que no se arrodillan ante el poder de turno y les hacen el juego con cortinas de humo. La prensa independiente es la mejor alternativa para lograr información objetiva y veraz.

Mientras tanto, niños y ancianos mueren por el friaje en Puno. Miles de niños y ancianos corren riesgo de morir por el friaje. Los estudiantes universitarios de la Decana de América se organizan y movilizan en defensa de la vida. Los propietarios, periodistas-trabajadores e “invitados” preferidos inician una campaña pensando sólo en los millones de soles que dejarán de recibir. Unos luchan por la vida y otros luchan por sus cuentas bancarias.

*Historiador a favor del Colegio Profesional de Historiadores del Perú.


Comentarios


Suscríbete a nuestro Newsletter

Recibe nuestro Newsletter diariamente registrándote con tu email y mantente informado con las noticias más relevantes del día.

Suscribirme



También te puede interesar


Mas articulos

Gaceta Ucayalina Radio - Música y Noticias
0:000:00