En el distrito de Masisea

Goreu, CCITU y empresarios constataron su gran potencial del Lago Imiria y Laguna del Chauya

Estos ofrecen grandes oportunidades para el turismo

Masisea.- Eran cerca de las 5 de la mañana del sábado pasado, aun la lluvia que había refrescado la noche anterior no cesaba y el reloj público cobraba vida con la llegada poco a poco de una treintena de empresarios hoteleros y de las principales agencias y operadores de turismo, todos ellos se iban a embarcar en una hermosa e inolvidable travesía en el bote motor El Poseidón con destino a la lagua del Imiría en el distrito de Masisea.

Esto gracias a un trabajo coordinado entre el Gobierno Regional de Ucayali y la Cámara de Comercio, Industria y Turismo de Ucayali, que permitió que los actores directos de la actividad turística en nuestro medio junto a representantes de la organización Pro Ucayali (empresarios interesados en promover la inversión en nuestra región), hicieran un viaje de reconocimiento hacia esta zona que realmente ofrece grandes oportunidades para el turismo.

Primero navegar en el gran río Ucayali, apreciar su majestuosidad. Luego tan sólo a la entrada del río Tamaya una fiesta de garzas blancas, cenizas y otras aves reciben a la delegación y es que en la zona estaba el mijano (cardumen de peces). Las comunidades de Isla Libertad, Mario Vargas Llosa, así como los centros poblados y caseríos ribereños como Puerto Alegre brindan una estampa inolvidable al paisaje amazónico.

Aparecen sorpresivamente el salto alegre de los bufeos o delfines colorados, el bote se detiene y esta escena es realmente espectacular, familias enteras de estos mamíferos acuáticos juguetean por aquí, por allá, en fin, toda esa zona era el lugar de estos bellos e inteligentes delfines, es lo que entusiasma a los viajeros por lograr captar una imagen de estos ejemplares de nuestra fauna que con los primeros rayos del sol se divisa una piel que brilla y deslumbra.

Navegar por el Tamaya, es otra experiencia, los renacos por doquier hacen alucinar sobre alguna forma que cobran estas caprichosas raíces, sus aguas más oscuras, sus orillas más cercanas es otro momento apacible en el viaje de 5 horas en promedio. Se llega a Junín Pablo, la primera comunidad del pueblo Shipibo Conibo y el punto de ingreso a la hermosa laguna del Imiría, en esta apacible comunidad las mujeres artesanas dan la bienvenida sorpresiva a la delegación y nos conducen a su improvisada feria de productos artesanales donde destacan los bordados con las ya conocidas figuras y trazos geométricos de su ancestral cultura.

En esta zona se presenta Timoteo, como responsable del Área de Conservación Regional Imiría (ACR Imiría), creada por el Gobierno Regional de Ucayali con el objetivo de conservar la diversidad biológica y promover el uso sostenible de los recursos naturales, mediante la co-gestión entre el Gobierno Regional de Ucayali y la población organizada en el Comité de Gestión.

Timoteo, con sus binoculares en el pecho nos muestra orgulloso el centro de operaciones del ACR-Imiría y nos explica que dicha área se encuentra ubicada entre las cuencas de los ríos Tamaya e Inamapuya, en el distrito de Masisea, cuya extensión es de 135 mil 737.52 hectáreas. Sigue su exposición entusiasta y nos da a conocer que es un ecosistema típico de humedal amazónico, conformado por el lago Imiría que tiene una extensión de 3 mil 474 hectáreas y la laguna del Chauya con 4 mil 433 hectáreas y que son los principales cuerpos de agua donde se resalta los componentes de flora y fauna endémica, los cuales se complementan con la belleza paisajística del lugar.

Los visitantes quedan maravillados, el presidente de la Cámara de Comercio Industria y Turismo de Ucayali, José Llontop Vigil, es un convencido que, con la puesta en valor de estos recursos, la inversión privada será una realidad, de igual parecer es el empresario hotelero Ricardo Marticorena, quien además quedó maravillado de las características naturales que ofrece la zona. Hector Cardozo Lucena, gerente de Pro Ucayali, expresó que quedó impresionado por las condiciones y alternativas que ofrece la zona y que es una oportunidad para que el estado a través de sus diferentes niveles de gobierno, intervengan en este lugar para promover la inversión sin alterar el paisaje y sobre todo la vida y cultura de los pueblos originarios que aún mantienen sus costumbres.

De igual parecer fueron los representantes de las principales cadenas hoteleras de nuestro medio. Por su parte la vice presidenta de Turismo y operadora de esta actividad Nora Cordova, dijo que a pesar de las actuales condiciones existe un gran interés por promover esta zona del Imiría que ya lo vienen haciendo con excursiones de turistas que quedan maravillados. Por su parte el gerente regional de Desarrollo Económico del Gobierno Regional de Ucayali, Vicente Núñez Ramírez, destaco el interés del empresariado en desarrollar actividades en esta zona, dijo que a través de su sector se harán las coordinaciones.

Por su parte el gerente regional de Desarrollo Económico del Gobierno Regional de Ucayali, Vicente Núñez Ramírez, destaco el interés del empresariado en desarrollar actividades en esta zona, dijo que a través de su sector se harán las coordinaciones correspondientes para generar proyectos que permitan poner en valor este inigualable recurso turístico con que cuenta nuestra región.

Finalmente visitaron la comunidad Nuevo Loreto y para ello se tuvo de navegar por las aguas oscuras pero cristalinas del lago Imiría, donde hay momentos que cierra el pase a las embarcaciones causada por la abundante huama, la brisa refresca la piel, se siente respirar aire puro y sobre todo la tranquilidad de la zona que se confunde sólo con el cantar de lagunas aves como los camungos. Por el tiempo ya no fue posible visitar a la comunidad Caimito, cuna de la cultura ucayalina, pues según Donald W. Lathrap, fue en esta zona que se encontraron vestigios cerámicos que datan alrededor del siglo XIV, entre 1320 y 1375.

Inclusive afirma que el estilo cerámico Caimito es excepcionalmente complejo y variado que demuestra un buen dominio en su manufactura y que presenta una gran variedad de motivos. Por cierto, Caimito es otro de los espectaculares lugares a incluir en esta ruta turística del Imiría y el Chauya que además nos ofrece su variada riqueza acuícola para la práctica de la pesca deportiva, no en vano es la cuna del piche.

El retorno se hizo más corto y relajado y sin pensar nuevamente la silueta del reloj público recibía a la delegación en un puerto que necesita la atención de las autoridades locales para al menos tenerlo limpio y ordenado, libre de comercio ambulatorio y tanto desorden, uno nuevamente retorna a la realidad, pero con la felicidad de haber pasado un día sin igual.


Comentarios


Suscríbete a nuestro Newsletter

Recibe nuestro Newsletter diariamente registrándote con tu email y mantente informado con las noticias más relevantes del día.

Suscribirme



También te puede interesar


Mas articulos