Augusto Lostaunau Moscol

El libro en debate

El pasado lunes 23 de abril hemos celebrado el Día del Libro. A nivel mundial, las celebraciones han apuntado a enfrentar un problema real: “Cada año la gente lee menos”. La pregunta es: ¿Cada día la gente lee menos? ¿Es cierto?

En primer lugar, no creemos en esa afirmación “tan contundente” que realizan los representantes de los gobiernos y las grandes editoriales (con sus socias las librerías). Es más, la rechazamos. En el Perú, los niños, adolescentes y jóvenes que se encuentran estudiando leen más de un libro al año (ya que, antojadizamente, un representante del actual régimen ha afirmado que “los peruanos leen menos de un libro al año”). Con El Plan Lector, en los colegios los alumnos leen aproximadamente 6 libros al año. En las universidades (y en el Perú tenemos casi 150 de ellas), los alumnos leen 4 libros por curso, aproximadamente. Mejor dicho, si un estudiante universitario está matriculado en 6 cursos, mínimo lee 24 libros por ciclo (en un año 48 libros). A menos que, se trate de una universidad que sólo exige al docente entregar diapositivas para los exámenes. Quizás, esa es la universidad donde se formó el representante del actual régimen que indicó lo ya citado.

En segundo lugar, en el Perú, el denominado “pirateo de libros” es una actividad cotidiana. No sólo nos referimos a aquellos que “piratean” en imprenta; también, hacemos referencia a aquellos que “fotocopian, escanean y fotografían” libros todos los días. Las fotocopiadoras están en todas las universidades y los alumnos (que viven con propinas) saben que es mejor fotocopiar para “tener almuerzo”. En el Perú, la educación no es gratuita; incluso en las universidades nacionales el alumno gasta del dinero de la familia para poder estudiar. Y, con el desarrollo de los medios tecnológicos de información, los libros se pueden escanear o fotografiar, para luego, subirlos al “grupo del facebook”. Así, todos lo pueden descargar. A su vez, los formatos en pdf, han permitido una mayor circulación de los textos.

En tercer lugar, la venta diaria de periódicos aun es alta. La llamada Prensa Chicha vende miles de ejemplares cada día. No será una lectura de la mejor calidad; pero, para los pragmáticos (que en nuestro país se cuentan con los dedos de las manos) es lectura.

Entonces, ¿Qué motiva a hacer un anuncio tan alarmante? Una respuesta puede ser el afán mercantilista de las grandes editoriales por tratar de mantener un control absoluto de la producción y venta de libros en el país. Aprovechan de los intereses que tienen dentro del régimen y de los medios de comunicación privados y con intereses, para divulgar una falsa información. Debemos recordar que, existe un canal de televisión que sólo presenta libros de “editoriales y autores amigos” a la conductora. Ella, ahora, trata de decirnos a los peruanos que “debemos leer y que debemos rechazar”. Ella responde sólo a intereses económicos muy particulares. Muy diferente es Marco Aurelio Denegri, quien con su irreprochable formación académica, permite en su espacio televisivo, la participación de muchos autores sin que medie la editorial o la amistad. Él es un ejemplo de democratización de la información; ella es un ejemplo de la elitización de la misma.

¿Es el libro un negocio? ¿Es el libro un objeto de lujo? ¿Es el libro un objeto que asegura estatus social? Son preguntas que deben ser contestadas con la mayor honestidad. De seguro que para las grandes editoriales, el libro es su negocio. Para muchos, comprar un libro que tenga “ciertas características” editoriales, los convierte en poseedores de una “joya”. Para muchos, comprar un libro los hace “diferentes y superiores” de quienes sólo leen las portadas en los kioscos de las esquinas. Pero, el libro es el segundo gran producto del ser humano. El primero es el propio ser humano.

Hace falta una política para la verdadera democratización del libro. Aunque, para los defensores del modelo económico y del sistema imperante, sería un peligro porque, democratizar la vida del ciudadano no forma parte del neoliberalismo impuesto por la dictadura.

*Historiador a favor del Colegio Profesional de Historiadores del Perú.


Comentarios


Suscríbete a nuestro Newsletter

Recibe nuestro Newsletter diariamente registrándote con tu email y mantente informado con las noticias más relevantes del día.

Suscribirme



También te puede interesar


Mas articulos

Sigue transmision gu db1ca652

Modo2 a9002c49

Anuncio newsletter gaceta f29c7558

Olvi1 10717088