Rodrigo Solis desde México

La palabra es un arma, también un coche

Escribe Rodrigo Solís.- La FIFA, organismo encargado de regular (entre otras cosas) el espíritu deportivo dentro y fuera de las canchas de fútbol, al descubrir el significado del contagioso mugido en las tribunas tricolores…

La duda razonable

Escribe Rodrigo Solís.- Durante décadas, erré en mi forma de abordar a quienes piensan diferente a mí. Como se sabe, alguien que piensa diferente a uno, es una persona en extremo desagradable. Ejemplo:…

La lealtad vale poco (y las goleadas mucho)

Escribe Rodrigo Solís.- Mi primer equipo fue el Cruz Azul. En mi defensa, no le iba en realidad a los cementeros, sino a Pablo Larios y a Patricio Hernández. Entonces ocurrió algo que…

Chulo

Sobre el malecón, moviendo el culo, caminaban a paso lento un par de mujeres, una rubia y una morena. —¿Qué haces? —dijo Pony— ¿Estás loco? Lo ignoré, acababa de firmar, ni más ni…

Mis más sentidas condolencias literarias

Escribe Rodrigo Solís.- El escritor sólo llega a tener la certeza de que está envejeciendo cuando presencia la extinción de las revistas que un día lo publicaron. Así como los pecados de Dorian…

La magia de los pueblos

Escribe Rodrigo Solís.- Dentro del coche retumban palabras altisonantes, quejas y reproches. Otro año más que no podemos salir de vacaciones. Lo más lejos a lo que aspiramos llegar es a visitar una…

Héroes no reconocidos

Escribe Rodrigo Solís.- Cuando se es niño, la mayoría sueña con ser astronauta, futbolista o vaquero. Yo prefería quedarme quieto, estático como una planta artificial, y pensar toda suerte de teorías económicas, sociales…

El libro que me salvó la vida

Escribe Rodrigo Solís.- Mis primeros recuerdos se encuentran detrás de las rejas del kínder al que me inscribió mamá. Recuerdo el color de las paredes, el olor de la plastilina, el sonido del…

Hasta tus últimos días

Escribe Rodrigo Solis.- Mi perra tiene cáncer. Morirá. Supe esta condición insalvable de la vida (o fui consciente de ella) desde el instante en que sentí los latidos de su recién nacido corazón…

En boca de todos

Escribe Rodrigo Solís.- Una pareja decide contraer nupcias. Se pacta fecha para el evento, se separa la iglesia para la ceremonia religiosa y el local para celebrar la fiesta. El siguiente paso es…

El ingrediente inolvidable

Escribe Rodrigo Solís.- Existen en México héroes patrios cuyas biografías son dignas de transmitirse por HBO, y sin embargo los recordamos únicamente por las estrafalarias indumentarias que visten en estatuas y billetes, o…

La apuesta

Escribe Rodrigo Solís.- Lo terrible de empezar a celebrar aniversarios al lado de una persona, no es la rutina, que te hace ver idénticos los días, uno detrás del otro. Tampoco el espanto…

Perros de la Calle

Escribe Rodrigo Solís.- La colonia donde vivo está infestada de perros callejeros. Sospecho que los vecinos, al igual que yo (los he visto alimentarlos), le han puesto nombre a cada uno de ellos….

La magia de los números

Escribe Rodrigo Solís.- En la Escuela del Bosque transcurría otro día de clases como cualquier otro. —Hoy vamos a aprender a sumar —dijo la maestra. Los estudiantes reclamaron y se revolvieron incómodos en…

Las lágrimas de Paola

Escribe Rodrigo Solís.- Toda mi infancia jugué fútbol en una liga de la que mi equipo jamás pudo salir campeón. Siempre quedamos terceros o segundos. Nunca primeros. El que quedaba año tras año…

Lo bonito del marketing

Escribe Rodrigo Solís.- Hace unos días escribí sobre fascinación que me causa el modo en que las personas utilizan la creatividad para vender lo que sea. En específico los propietarios de las tiendas…

El oscuro placer de los deportes

Escribe Rodrigo Solís.- El ser humano, sin importar raza o credo, tiene la necesidad de demostrar que es mejor que todos los demás, independientemente de en qué se compita. —¿A que no adivinan?…

La secta saludable

Escribe Rodrigo Solís.- Corro sobre la avenida. Un señor me hace una seña. Finjo no verlo. La semana pasada otro señor me hizo un gesto idéntico. Giré el cuello a mis espaldas para…

La casa en penumbras

Escribe Rodrigo Solís.- En ella habitan tres grupos. El No. 1, conformado por unos pocos señores que, pese a no tener los papeles del registro público de propiedad, se creen los dueños legítimos…

Turismo sedentario

Escribe Rodrigo Solís.- Un amigo regresa de sus vacaciones trasatlánticas. Lejos de verle cargado de energía, con la sonrisa de oreja a oreja como en las decenas de imágenes que compartió en redes…

El barómetro de la soledad

Escribe Rodrigo Solís.- Cuando “Internet” era una palabra nueva en nuestro vocabulario, mi primo Pony y yo, además de pasar horas absortos frente al monitor de la computadora en espera de que apareciera…

Ejes para un subdesarrollo perfecto

Escribe Rodrigo Solís.- El mexicano funciona y reacciona de forma por demás pintoresca para el ojo civilizado de las sociedades. Nos miran mitad con espanto, mitad con fascinación, como quien observa en el…

Marketing del Tercer Mundo

Escribe Rodrigo Solís.- Siempre me ha sorprendido, y quizá por eso tengo un estudio de diseño y publicidad, el modo en que las personas utilizan la creatividad para vender lo que sea. En…

Muertos por el placer

Escribe Rodrigo Solis.- La humanidad está de fiesta al leer en los periódicos el titular: “Agujero de la capa de ozono se recupera por primera vez”. Los científicos nos han confirmado que el…

La puerta que no queremos abrir

Escribe Rodrigo Solis.- Pocos comulgarán conmigo, pero creo, y lo creo de verdad, que la masacre de Orlando y las manifestaciones en contra de los homosexuales tienen su epicentro no en el odio,…

Otro Hugo Sánchez

Escribe Rodrigo Solis.- Este mes ocurrió algo extraño en la televisión. Extraordinariamente similar a lo acontecido en el verano del 81, cuando Hugo Sánchez, con todos los pronósticos en contra, partió rumbo a…

La frialdad de la estadística

Escribe Rodrigo Solis.- El comportamiento humano es curioso. La raíz de nuestros miedos está basada en lo opuesto a la frialdad de la estadística. A lo que más tememos, por obvias razones, es…

Cómo afrontar la crisis

Escribe Rodrigo Solis.- Llegó agosto y a nadie sorprende que el hombre más peligroso del mundo siga prófugo. Si algún día logran capturar a “El Chapo”, lo hará el cuerpo de inteligencia norteamericano;…

Los profesionales

Escribe Rodrigo Solís.- Si eres mi mamá o una amiga de mamá o un neófito en materia futbolística, estás en lo correcto: la Copa Oro, esa cosa que pasan por la televisión de…

El Chapo es lo de menos

Escribe Rodrigo Solis.- En un lapso de cinco días ocurrieron tres eventos que retratan como radiografía el presente, pasado y futuro de México. Junio 30. Denise Maerker, en su programa Punto de Partida,…