Año Nuevo 2018: Río de Janeiro se iluminó con fuegos artificiales

Recomendar

Brasil.- Una multitud recibió hoy el Año Nuevo en Río de Janeiro entre fuegos artificiales y a ritmo de Anitta, la estrella pop del momento en Brasil, quien puso a bailar a miles de turistas y brasileños en la famosa playa de Copacabana.

Unas 25 toneladas de fuegos artificiales colorearon el cielo de la “Ciudad Maravilhosa” en un espectáculo que duró cerca de 17 minutos, cinco más que en la fiesta de año nuevo de 2017, cuando la alcaldía tuvo que reducir la dimensión del evento por los graves problemas financieros que enfrenta desde hace poco más de un año.

Las arenas de Copacabana, la playa más emblemática de Río de Janeiro, fue el escenario escogido por miles de personas para dar la bienvenida a 2018, un año que estará marcado en Brasil por la celebración de las elecciones presidenciales.

La principal atracción de la noche fue Anitta, la cantante revelación de Brasil, quien en el 2016 mostró su talento al mundo durante la ceremonia de apertura de los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro.

La cantante ha sido protagonista de una meteórica carrera internacional que la metió en diciembre entre los 10 artistas más comentados en las redes sociales según el ránking de Billboard y cuyo último disco estuvo entre los 20 más escuchados del mundo en Spotify.

La artista entonó su último éxito, “Vai Malandra”, el cual fue lanzado recientemente junto a un polémico videoclip en el que aparece tomando el sol con un minúsculo bikini de cinta adhesiva en una favela de Río de Janeiro.

La joven, de 24 años, reunió a unos tres millones de personas en Copacabana, un público récord en el Reveillon de Río de Janeiro, según cálculos previos de las autoridades locales.

Entre grandes éxitos, los brasileños no dejaron de lado los rituales y al llegar la media noche saltaron las siete olas que manda la tradición y pidieron siete deseos para 2018, un año en el que los cariocas esperan dejar atrás un 2017 de dura recesión y altos índices de violencia.

Palco de la Copa del Mundo de 2014 y de los Juegos Olímpicos de 2016, la ciudad se ha sumergido en una grave crisis económica que a mediados de 2016 le llevó a declarar la calamidad pública, en medio de una mala gestión, la caída del precio del petróleo y numerosos escándalos de corrupción.

Río de Janeiro también vivió en 2017 una fuerte escalada de los índices de violencia, lo que obligó a las autoridades fluminenses a solicitar al Gobierno federal la presencia de los militares en las calles con el fin de reforzar la seguridad.

Las Fuerzas Armadas, con el apoyo de blindados, por lo general ayudaron a tender un cerco en las favelas en las que la Policía hizo incursiones para cumplir órdenes de captura contra narcotraficantes o registrar locales usados por bandas criminales.

Según asociaciones de la sociedad civil, en este 2017, en todo el estado de Río de Janeiro se han registrado unas 4.000 muertes violentas, entre ellas las de más de 130 policías asesinados.

A pesar de la crisis y de la violencia, Río de Janeiro recibió hoy 2018 dispuesto a aumentar el turismo y dio inicio al programa “Rio de Janeiro a Janeiro”, (Río de enero a enero), que tiene el objetivo de aumentar en un 20 % el flujo de turistas que recibe la ciudad más emblemática de Brasil.

En Sao Paulo, la ciudad más poblada del país, el público se concentró como cada año en la céntrica Avenida Paulista, mientras que en Salvador, la capital del estado de Bahía (nordeste), la cantante brasileña Ivete Sangalo fue la protagonista indiscutible de la noche al subirse al escenario embaraza de seis meses de gemelos.

Fuente: EFE

Recibe esta y otras noticias en tu celular descargando la aplicación ingresando a este Link: https://goo.gl/Gpo7pn. Desde ese momento estarás informado de todo lo que pasa en la Amazonía Peruana, el Perú y el Mundo.


Comentarios