Juez Carhuancho Símbolo del Poder Judicial

Recomendar

La justicia en manos de jueces probos

Escribe Dr. Jorge Apolitano Rodríguez.- En la mayor parte del mundo los jueces son funcionarios públicos, remunerados por el estado y parte integrante del Poder Judicial del país al que representan. Aunque en la teoría se fijan como características excluyentes de este cargo público la independencia, autonomía e inamovilidad que gozan aquellos que lo ocupan, la realidad, lamentablemente, nos demuestran que se trata más de una utopía, un deseo o un deber ser que se plasmó en la Constitución más que una cuestión que se cumpla y respete a rajatabla en todos los países.

La justicia consiste en conocer, respetar y hacer valer los derechos de las personas. Honrar a los que han sido buenos con nosotros, dar el debido salario a un trabajador, actos de justicia porque dan a cada cual lo que se merece y lo que necesita para desarrollarse plenamente y vivir con dignidad.

Hoy el Perú afronta un reto a vencer la corrupción y está en manos de los Fiscales y Jueces, los primeros en investigar y acusar y los segundos en sentenciar. Una de las personalidades consideradas como el hombre del año en el Perú, es el Juez Richard Concepción Carhuancho, por ser un magistrado probo e impecable al momento de sentenciar, no le tiembla la mano en darle prisión preventiva a los funcionarios corruptos.

El Juez Carhuancho, de la Sala Penal Nacional, ha tenido el caso emblemático de la corrupción de Odebrecht, desde un inicio y debería culminarlo. Ahora el presidente del Poder Judicial pretende desplazarlo y apartarlo de estos casos tomados desde su investigación preparatoria. La pregunta es ¿A quién quiere proteger el señor Duberlí Rodríguez?, porque le ha quitado la confianza, al haber quedado fuera de los casos de la empresa Odebrecht.

Así como en Lima, tiene un brillante Juez, como es el Dr. Richard Concepción Carhuancho, en el Poder Judicial de La Libertad, tenemos buenos jueces como: los Dres. Ricardo Cabrejos, Dina Pantoja, José Saldarriaga, María Aguilar, Ricardo Miranda, Walter Cotrina, Alicia Tejada, Víctor Castillo, Oscar Alarcón, Mery Robles, Carlos Anticona, Javier Reyes, entre otros.

Así como ser justos implica reconocer, aplaudir y fomentar las buenas acciones y las buenas causas, también implica condenar todos aquellos comportamientos que hacen daño a los individuos o a la sociedad y velar porque los responsables sean debidamente castigados por las autoridades judiciales correspondientes.

El Diccionario de la Real Academia Española define justicia como la posibilidad de construir el bien y la capacidad de reconocerlo. La justicia es un valor que inclina a obrar y juzgar, teniendo por guía la verdad y dando a cada uno lo que le pertenece, y lo que le pertenece a cada uno es su realización y su dignidad.

Para reformar la justicia en el Perú hace falta voluntad política y dinero. Hay intereses ocultos de muchos políticos y empresarios en no cambiar la justicia del siglo XXI ya que así el Poder Judicial está debilitado y mal presupuestado y se desempeña en forma deficiente y mala, aparte de las huelgas de los administrativos, cada año.
En el Perú no funciona la separación de poderes e independencia ya que el poder judicial está sometido al poder legislativo y ejecutivo en su presupuesto y salarios.

La justicia es actuar con equidad. La justicia se logra el sentimiento de felicidad de quien da y quien recibe. La equidad es un requisito de la justicia para otorgar a cada quien según sus méritos. En la justicia se encuentra el desarrollo de toda la sociedad, trasciende el egoísmo. El abuso del poder significa la muerte de la justicia. La corrupción da vida a la injusticia y la vende al mejor postor. Queremos justicia oportuna y rápida.

Fuente: Dr. Jorge Apolitano Rodríguez

Recibe esta y otras noticias en tu celular descargando la aplicación ingresando a este Link: https://goo.gl/Gpo7pn. Desde ese momento estarás informado de todo lo que pasa en la Amazonía Peruana, el Perú y el Mundo.


Comentarios