Año Nuevo: Advierten sobre peligrosas mezclas con el alcohol que provocan daños a la salud

Recomendar

Expertos del servicio Habla Franco de DEVIDA informaron que estas combinaciones pueden ocasionar desde mareos y daño hepático hasta la pérdida de la vida

En la víspera de Año Nuevo son comunes las celebraciones dentro del hogar, en el trabajo y con los grupos de amigos, en las que no falta el consumo de las bebidas alcohólicas, como el whisky, el champán, la cerveza, el ron y el pisco. En los últimos tiempos, a muchas personas les gusta mezclarlas con bebidas energizantes. Muy pocas están conscientes de los peligrosos efectos que provocan en su organismo.

La costumbre de combinar alcohol y energizantes puede ocasionar que la persona se embriague mucho más rápido debido a que no controla la cantidad de alcohol que ingresa a su organismo, lo que le puede ocasionar desde pérdida de la consciencia e intoxicaciones hasta daño hepático, males al corazón y el temible coma etílico.

Eso no es todo. El consumo de estas peligrosas mezclas con frecuencia conduce a actitudes irresponsables como mantener relaciones sexuales sin protección o, lo más grave, conducir bajo los efectos del alcohol, lo que puede terminar en un accidente de tránsito de consecuencias mortales.

Así lo advirtió la coordinadora del servicio Habla Franco, Karem Sotomayor, quien dio detalles de cómo actúan estas sustancias en el organismo.

En el caso de la mezcla de whisky con energizantes, dijo que “el alcohol es un depresor del sistema nervioso central, que ocasiona una aceleración del organismo incluyendo el corazón, mientras que la bebida energética desencadena una reacción contraria, al ser un estimulante. De esta manera, la persona tiene una sensación engañosa de control y no se percata de la cantidad de alcohol que está ingiriendo y que su organismo puede soportar, por lo que tiende a embriagarse con mayor rapidez. Hay personas que hacen uso de la cocaína para lograr ese mismo efecto de engañoso control”.

También es de cuidado el consumo de cocteles preparados con bebidas que ya tienen altos niveles de azúcar, como el ron y el pisco. Karem Sotomayor advirtió que el azúcar hace que el organismo asimile el alcohol mucho más rápidamente y con mayor intensidad. Y debido a que estos cocteles son sumamente dulces, la persona rara vez advierte que está ingiriendo grandes cantidades de alcohol, lo que hace que se embriague rápidamente y sin control.

Finalmente, otra combinación peligrosa ocurre cuando uno brinda con varias copas de espumante y, a continuación, consume otras bebidas alcohólicas, como la cerveza. “El espumante o champán contiene una mayor concentración de alcohol que la cerveza. Si uno lo bebe al comenzar sus celebraciones, se embriagará más rápido. Luego, le será más difícil controlar su consumo de otras bebidas alcohólicas”, explicó la especialista.

ALCOHOL Y MEDICAMENTOS
Por otro lado, la especialista también se refirió a los riesgos que conlleva consumir altas dosis de alcohol cuando se está tomando medicamentos pues hacerlo podría provocar daños irreparables al sistema nervioso central.

“Si se está en tratamiento con antibióticos, analgésicos, antihistamínicos e, incluso, medicamentos de venta libre, se debe evitar ingerir alcohol. Entre sus efectos adversos se cuentan mareos, vómitos, adormecimiento y, en situaciones extremas, paro respiratorio, cardíaco o derrame cerebral”, señaló. Sotomayor agregó que estos efectos se pueden presentar tanto entre bebedores sociales como en personas alcohólicas.

Dato:
– Habla Franco es el servicio especializado en consejería sobre drogas de la Comisión Nacional para el Desarrollo y Vida sin Drogas (DEVIDA).

Recibe esta y otras noticias en tu celular descargando la aplicación ingresando a este Link: https://goo.gl/Gpo7pn. Desde ese momento estarás informado de todo lo que pasa en la Amazonía Peruana, el Perú y el Mundo.


Comentarios