La Navidad en la obra de José Carlos Mariátegui

Recomendar

Augusto Lostaunau Moscol1

La obra de José Carlos Mariátegui es total. Abarcó todos los aspectos de la vida social, política y económica del país que vivió. Se interesó por los grandes aportes de la cultura humana, entre esos aportes, también escribió sobre el carácter de la navidad en el Perú y el mundo. Por ello, sólo nos limitaremos a escribir estas breves líneas y dejarlos con su texto para que puedan tener una idea mayor de sus interpretaciones.

DIVAGACIONES DE NAVIDAD *

José Carlos Mariátegui
I
La humanidad, qué tan rápidamente se internacionaliza, no tiene todavía un día de fiesta universal, ecuménica. Navidad es una fiesta del mundo cristiano, del mundo occidental. El Año Nuevo es una fiesta de los pueblos que usan el calen¬dario gregoriano. A medida que la vin¬culación internacional de los hombres se acentúa, el calendario gregoriano extien¬de su imperio. Aumenta, en cada nueva jornada, el número de hombres que coin¬ciden en la celebración del primer día del año.

El Año Nuevo, por ende, parece des¬tinado a universalizarse. Pero el Año Nue¬vo carece de contenido espiritual. Es una fiesta sin símbolo, una fiesta del calenda¬rio, una fiesta nacida de la necesidad de medir el tiempo. Es una efeméride anó¬nima. No es unas efemérides cristianas co¬mo Navidad.

Navidad es festejada como una efemé¬rides cristiana. Mas, en Europa y en Estados Unidos, su sentido y su significado se han renovado y ensanchado gradualmen¬te. Hoy Navidad es, sobre todo para los europeos, la fiesta de la familia, la fiesta del hogar, la fiesta del home. ** Es la fiesta de los niños, entre otras cosas, porque en los niños se renueva, se prolonga y retoña la familia. Navidad ha adquirido, en¬tre los europeos, una importancia sentimental, extra-religiosa. Creyentes y no creyentes celebran Navidad.

Navidad, por eso, tiene en Europa mucha más trascendencia y vitalidad que las fiestas nacionales. Las fiestas nacionales son sustancialmente fiestas políticas, de suerte que están reservadas casi exclusivamente a una celebración oficial. No suscitan entusiasmo sino entre los parciales, entre los prosélitos del hecho político, de la fecha política que conmemoran. En Francia, por ejemplo, el 14 de julio no apasiona casi sino a los funcionarios de la Tercera República. La izquierda -el socia¬lismo y el comunismo- no se asocia a los festejos oficiales. La extrema derecha -nobles y camelots du roi ***- consideran el 14 de julio como un día de duelo. En Italia, el 20 de setiembre tiene una reso-nancia social más limitada todavía. Dos partidos de masas, el socialista y el popu¬lar, no se asocian a la conmemoración de la toma de la Ciudad Eterna. Los socialis¬tas miran el 20 de setiembre como una fiesta de la burguesía. Y el Partido Popu¬lar es un partido católico que debe mos¬trarse fiel al Vaticano. En Alemania el ani¬versario de la revolución es más popular, porque la revolución cuenta con la solida¬ridad de todos los adherentes a la Repú-blica y de todos los adversarios de la monarquía. Los demócratas, los católicos, los socialistas y los comunistas se sienten, por diversas razones, más o menos solidarizados con el 9 de noviembre.

II
En tanto, Navidad es en Europa una fiesta a la cual se asocian los hombres de todas las creencias y de todos los partidos.

La costumbre establece que la Cena de Navidad reúna, sin que falte uno solo, a cada familia. Los empleados y obreros que tienen a sus familias en pueblos lejanos se ponen en viaje anticipadamente para arribar a sus hogares antes de la noche de Navidad.

Las sesiones de las cámaras se clausuran con la debida oportunidad para que los diputados puedan estar en sus pueblos el 24 de diciembre. La facilidad de los transportes permite, a todos los viajeros, es¬tas vacaciones.

Los ausentes forzosos telegrafían o te¬lefonean en la noche del veinticuatro, a sus casas distantes, para que la familia los sienta espiritualmente presentes.

Navidad por su carácter, no es, consi¬guientemente, una fiesta de la calle sino una fiesta intima. Navidad se festeja en el hogar. El veinticuatro de diciembre, los bazares y las tiendas rebozan de compradores. Todo el mundo se provee de golo¬sinas y de juguetes para sus niños. Los escaparates aladinescos, pletóricos, res¬plandecientes; los nacimientos, los árboles de Navidad y los viejos Noel cargados de bombones; la muchedumbre que hace sus compras; los hoteles y los restaurantes de lujo que se engalanan para la cena de nochebuena; he ahí los únicos aspectos ca¬llejeros de Navidad. Navidad es una fies¬ta hogareña, familiar, doméstica. Los que no tienen nido, los que carecen de fami¬lia se reúnen y se divierten entre ellos. Forman las clientelas de las cenas de los restaurantes y de los cabarets. Y de los niños sin hogar se ocupa la generosidad de los espíritus filantrópicos. Abundan instituciones que regalan juguetes, trajes y dulces a los huérfanos.

En Francia, Noel, la nuit de Noel, **** tiene un eco popular enorme. El reveillon, ***** es uno de los grandes acontecimientos del año en la vida íntima francesa. Los niños colocan sus zapatos en la ventana en la noche de Navidad para que Noel deposite en ellos sus, etrennes. ******

En Alemania no hay familia que no prepare su árbol de Navidad. El Weilnachtbaun (árbol de Navidad) es generalmente un pequeño pino adornado de es¬trellas, bombitas, bujías de colores, etc., Bajo el Weilnachtbaun se ponen los regalos. A las doce de la noche encienden las bujías y las luces de bengala del árbol de Navidad. Todos se abrazan y se besan y se cambian regalos. Luego se sientan en torno de la mesa dispuesta para la cena. Y antes y después de la cena cantan canciones de Navidad. Algunos de los Weinachtlieder ******* tradicionales son excep¬cionalmente bellos.

III
Y así en los demás países de Europa, lo mismo que en los Estados Unidos, la fies¬ta de Navidad es celebrada con verdadera efusión familiar. Como en la noche en que Jesús nació en un establo, en la Na¬vidad europea nieva casi siempre. El frío y la nieve de la calle aumentan, por tanto, la atracción del hogar, del home, donde la chimenea arde muy cerca de un árbol de Navidad o de un barbudo Noel de chocolate cubiertos de nieve. La tradición y la literatura pascuales hacen de la nie¬ve un elemento decorativo indispensable de la noche de Navidad. El escenario de Navidad nos parece necesariamente un es¬cenario de invierno.

Probablemente, por esto, la fiesta de Navidad tiene entre nosotros un sabor, un color y una fisonomía distintos. Navidad es aquí, al revés que en los países fríos, más una fiesta de la calle que una fiesta del hogar.

La clásica nochebuena limeña es bulli¬ciosa y callejera. La cena íntima, hogare¬ña, carece aquí del prestigio y de la sig¬nificación que en otros países. Y, por esto, Navidad no representa para nosotros lo que representa espiritualmente para el eu¬ropeo, para el norteamericano: la fiesta del hogar. Nuestra posición geográfica es culpable de que tengamos una navidad bastante desprovista de su carácter tradi¬cional. Una Navidad estival que no parece casi una Navidad.

Algo de nieve y algo de frío en estos días de diciembre harían de nosotros unos hombres un poco más sentimentales. Un poco más sensibles a la emoción del hogar y de la familia y al encanto cándido de los villancicos. Un poco más ingenuos e infan¬tiles, pero también un poco mejores y, tal vez, más felices.

* Inicialmente publicado en Información (Lima, 25 de diciembre de 1923), bajo el título de Na¬vidad en nuestra época. Trascrito, con el epí¬grafe definitivo, en Mundial: Lima, 25 de di¬ciembre de 1925. En la antología publicada por Alberto Tauro, bajo el título de Navidad en la literatura peruana (Lima, Editorial Huascarán, 1948), pp. 117-123. Y en Cultura Peruana: N9 45; Lima, noviembre-diciembre de 1950.

** Hogar.
*** Grupo de muchachos monarquistas que propug¬naba la restauración Borbónica en Francia.

**** La noche de Noel.
***** Cena de Noche Buena.
****** Aguinaldos, obsequios de Navidad.
******* Villancicos o canciones de Navidad.

Recibe esta y otras noticias en tu celular descargando la aplicación ingresando a este Link: https://goo.gl/Gpo7pn. Desde ese momento estarás informado de todo lo que pasa en la Amazonía Peruana, el Perú y el Mundo.


Comentarios