Muerte en San Marcos y el morbo “Informativo”

Recomendar

Augusto Lostaunau Moscol *

Hoy, martes 12 de diciembre de 2017, la Universidad Nacional Mayor de San Marcos ha estado en la mira de los medios de comunicación. La muerte del estudiante Eric Arenas Sierra (20 años) ha conmocionado al país. Inmediatamente comunicadas las autoridades del hecho, un enjambre de reporteros se abalanzó sobre la Decana de América con la intención de informar a la ciudadanía sobre los hechos. La llegada de los efectivos policiales y del fiscal de turno han sido cubiertos por todos los medios de comunicación. Las imágenes se repetirán durante varios días ya que las circunstancias son aun materia de investigación.

No es una muerte como la de Javier Arrasco Catpo, asesinado por la Policía Nacional del Perú durante una manifestación del Comité de Comensales en el jirón Cangallo (mayo 1988). Tampoco como las de Carlos Barnett y Hernán Pozo Barrientos (antropología) asesinados por la Policía Nacional del Perú durante una manifestación estudiantil en octubre de 1988. Eran los años del primer gobierno del hoy investigado Alan García Pérez, donde con balas se trató se silenciar la protesta estudiantil. Por ello, en las marchas se escuchaba la consigna “somos estudiantes, no somos terroristas; terroristas son, los búfalos apristas”. Eran años de violencia donde la muerte de un estudiante no ocasionaba ninguna reacción por parte de los medios; por el contrario, siempre las ocultaron.

Pero, la nota morbosa –y que da origen a este texto- es que los periodistas hoy buscaron degradar al nivel de morbo, tan lamentable pérdida. La llegada de los padres del joven encontrado muerto, desató la furia de los reporteros. Todos trataban de ¿entrevistarlos? Todos trataban de fotografiarlos. Los padres lloraban la muerte de su joven hijo. De su hijo que encontró la muerte en su segunda casa. Inmediatamente los amigos y otros jóvenes reaccionaron y cubrieron a los padres con sus casacas y chompas, mientras se colocaban como un muro humano para impedir que el morbo de los medios de comunicación alcance a los acongojados familiares.

La pregunta es: ¿Por qué esos mismos medios de comunicación no se abalanzan sobre los familiares de los “empresarios” presos acusados de corrupción? ¿Dónde están las imágenes de América TV o Canal N interrogando –con todo el morbo a que nos tienen acostumbrados- a los hijos o nietos de Graña Miró-Quesada? ¿Acaso el morbo de El Comercio, Perú 21 y El Trome es sólo para los más pobres? ¿Por qué El Comercio o El Trome no saca una entrevista a los hijos y nietos de Graña Miró-Quesada en la puerta del penal?

Las autoridades han comunicado que colaborarán con la fiscalía y la policía en las investigaciones para lograr esclarecer los hechos y encontrar a quienes resulten responsables de tan lamentable pérdida. La comunidad sanmarquina exige que se esclarezcan los hechos.

*Historiador a favor del Colegio Profesional de Historiadores del Perú


Recibe esta y otras noticias en tu celular descargando la aplicación ingresando a este Link: https://goo.gl/Gpo7pn. Desde ese momento estarás informado de todo lo que pasa en la Amazonía Peruana, el Perú y el Mundo.