Asaltos y agresiones a periodistas en el Perú de hoy ¿Y las autoridades?

Recomendar

Augusto Lostaunau Moscol *

“Solo aplastando el gatillo de un revolver me pueden callar, mientras tanto seguiré levantando mi voz y mi pluma ante tanta injusticia social y corrupción que cunde en Ancash”
Hugo Gonzales Henostroza

Este 2017 aún no termina y, ya es un año donde los asaltos y agresiones a periodistas se han convertido en noticia de moneda corriente. Ya casi ni se denuncian porque a las autoridades esos asaltos y agresiones son cosa del día a día. Por ello, el periodista hoy está más desprotegido que antes. Incluso que en la misma época del terrorismo.

Así por ejemplo, el portal Gaceta Ucayalina informó que:
“El periodista Manuel Calloquispe Flores, de 51 años, fue golpeado y amenazado por personas vinculadas al tráfico de combustible para la minería ilegal en Madre de Dios…Calloquispe es director del programa televisivo “La Cara del Pueblo” (transmitido en Madre de Dios) y colaborador de El Comercio y del canal Latina. La semana pasada, él acompañó a la policía en dos intervenciones: la primera se realizó en el centro poblado de Mazuko (a unos 180 kilómetros de Puerto Maldonado) y la segunda en Lechemayo (a 10 kilómetros de Mazuko, a un lado de la vía Interoceánica)…En Lechemayo, la policía ingresó a viviendas donde se almacenaba combustible ilegal. Los vecinos, armados con palos y piedras, se enfrentaron a los agentes y la intervención tuvo que ser interrumpida…En la trifulca, los agresores lanzaron piedras a Calloquispe y le provocaron hematomas en una pierna y en el tobillo. Uno de ellos también amenazó de muerte al periodista si informaba sobre la operación”.

Este caso ocurrió en septiembre del presente año. Otro caso informado por el mismo medio fue el de Héctor Huapaya Sánchez, quien en octubre también fue agredido:
“El pasado domingo, el periodista Héctor Manuel Huapaya Sánchez (75) fue víctima de agresión por parte de Teodosio Alejo Caballero Guerra (56), en la primera cuadra de la Av. Los Periodistas, en el paradero 5 de Canto Grande, en San Juan de Lurigancho…Sin motivo alguno, el sujeto le lanzó patadas y puñetes. Como si fuera poco, le golpeó la cabeza con una correa, que tuvo como consecuencia que Huapaya Sánchez, fuera conducido al Hospital de San Juan de Lurigancho…El agresor, en estado de ebriedad y resistiéndose a la autoridad, fue llevado a la comisaría Santa Elizabeth…Héctor Huapaya, el cuál indicó que se encuentra en descanso médico, y espera que la denuncia que puso contra el agresor siga su curso”.

De la misma manera, desde la plataforma de NoticieroLibre.com se informó del asalto y la agresión a los periodistas de ese medio:
“Desde esta tribuna hacemos una publica denuncia sobre la forma como en los últimos días nuestro director periodístico Hugo Gonzales Henostroza e Yldefonso Espinoza Cano de la Unidad de Investigación (UI) de la plataforma digital www.noticierolibre.com sufrieron asaltos y robos sospechosos…A Yldefonso Espinoza, lo asaltaron cerca a su domicilio, que por motivos de seguridad no revelamos, sospechosamente se llevaron solo su equipo periodístico (la carnecita), igualmente hicieron con Hugo Gonzales, de quien también se llevaron sus costosos equipos y documentos relacionados a las investigaciones que venía realizando sobre los evidentes actos de corrupción en el gobierno regional de Ancash y otros…Por nuestro lado, nos hemos adentrado en indagar estos hechos y no podemos revelar mayores detalles porque así no los pidió nuestro director. A pesar de estas adversidades nuestra línea periodística no va cambiar, se equivocan al tratar de silenciarnos y pretender detener nuestro trabajo”.

Los asaltos contra Hugo Gonzales Henostroza e Yldefonso Espinoza Cano se han producido en septiembre de este año, en medio de las investigaciones que realizaban sobre las denuncias de corrupción existentes entre las autoridades de Ancash.

La prensa independiente se encuentra en medio de la violencia que ejercen las bandas organizadas, las mafias, la delincuencia común y el desinterés de las autoridades correspondientes por investigar estos y otros casos existentes en el Perú. Si queremos una prensa seria y libre, debemos empezar por darle protección a los periodistas honrados, veraces y valientes. De lo contario, la prensa basura también ocupará el lugar de estos valientes profesionales.

La Organización de Estados Americanos (OEA) ha determinado que:
“La promoción de la seguridad de periodistas no debe limitarse a adoptar medidas después de que hayan ocurrido los hechos. Por el contrario, se necesitan acciones de prevención dirigidas a atacar algunas de las causas profundas de la violencia contra periodistas y de la impunidad”.

Habría que preguntar ¡Cuál será el interés de los gobiernos del Perú de no realizar estas labores de prevención? Sólo ellos tienen la respuesta. Nosotros creemos en la respuesta que nos han dado en las calles.

*Historiador a favor del Colegio Profesional de Periodistas del Perú.


Recibe esta y otras noticias en tu celular descargando la aplicación ingresando a este Link: https://goo.gl/Gpo7pn. Desde ese momento estarás informado de todo lo que pasa en la Amazonía Peruana, el Perú y el Mundo.