El Caso ‘La Centralita’ entra en su fase decisiva

Recomendar

La fiscalía alista acusación penal contra el ex presidente regional de Áncash César Álvarez y otros 88 investigados.

Lima.- Luego de tres años, el fiscal anticorrupción Elmer Chirre dio por concluida la investigación preparatoria seguida al ex presidente del Gobierno Regional de Áncash César Álvarez por los presuntos delitos contra la administración pública, lavado de activos y otros, como parte del denominado Caso ‘La Centralita’.

Por estos días, informaron fuentes del Ministerio Público a El Comercio, el fiscal Chirre alista la acusación contra la ex autoridad regional y otras 88 personas naturales y jurídicas, sindicadas de pertenecer a una presunta “organización criminal estructurada”.

Esta investigación se originó tras la denuncia de un presunto centro de espionaje en Chimbote, luego involucró acusaciones de supuesta extorsión a empresarios y terminó convirtiéndose en un caso internacional luego de que la constructora brasileña Odebrecht reconociera que había pagado coimas al ex funcionario ancashino.

—Colaboradores—
Para la fiscalía, estos meses de investigaciones han sido fructíferos. No solo porque se han ido consolidando las imputaciones contra Álvarez Aguilar, sino también porque se ha logrado incorporar a más investigados, incluso de procedencia internacional como es el caso de Odebrecht.

Fue la colaboración eficaz de diversos investigados lo que terminó por apuntalar el caso, y se llegó incluso a conseguir documentación sobre las presuntas coimas pagadas por la constructora brasileña.

El monto, que supera los US$3 millones, corresponde al 2,5% del valor del proyecto de la carretera Interoceánica Sur y Norte.

Según documentación a la que accedió El Comercio, el colaborador 02-2017 detalló cómo se realizaron los presuntos pagos ilegales para Álvarez. Así, narró que el ex funcionario de Áncash Dirsse Valverde Varas –a quien se atribuye ser el cajero de la organización– se reunió con los representantes de Odebrecht Ricardo Paredes Reyes y Raymundo Serra, a fin de acordar la forma de pago.

Infografía

Valverde fue derivado con el brasileño Eleuberto Martorelli, quien era el director de inversiones de la concesionaria Iirsa Sur y Norte, y que por su cercanía con el ex director ejecutivo de Odebrecht en el Perú Jorge Barata “determinó que se celebrarían unos contratos por el concepto de asesorías técnicas”.

Cada contrato sería de S/60 mil. Estos se hicieron entre el 2010 y el 2012 por un total de S/463.333 o US$160.322 al cambio.

A ello se suman otros cuatro pagos por US$600 mil realizados a la cuenta de la empresa Cirkuit Planet Limited, ubicada en Hong Kong, cuya titularidad sería del empresario israelí Mauricio Fatelevich.
El colaborador eficaz 03-2017 sostiene que Dirsse Valverde –por orden de Álvarez– le entregó la cuenta a Martorelli, quien a su vez se la entregó a Barata. En total, estas transferencias fueron por US$2,4 millones.

“El ingeniero Ricardo Paredes Reyes le informaba al ingeniero Eleuberto Martorelli que ya se le había efectuado el débito al consorcio vial Chacas-San Luis, desde el Departamento de Operaciones Estructuradas de Odebrecht Brasil”, sostuvo este colaborador.

Fuentes allegadas al proceso comentaron que el mismo Dirsse Valverde había solicitado ser colaborador eficaz. Sin embargo, su situación legal no se definió.

—‘Diezmos’ en tápers—
Además de la confirmación de los presuntos sobornos de la empresa brasileña por la carretera Chacas-San Luis, el fiscal ha logrado que otros colaboradores se refieran a la entrega de ‘diezmos’ que otras empresas pagaron por algunas obras públicas ancashinas.
Según la declaración del colaborador eficaz de clave S14042014, los ‘diezmos’ eran manejados por el ex alcalde del Santa Luis Arroyo, por encargo de César Álvarez. Estos montos, según el documento obtenido por El Comercio, “oscilaban entre S/80 mil y S/100 mil”.

“Los denominados ‘diezmos’ eran traídos de manera encubierta en tápers de comida y en algunas ocasiones eran entregados directamente a Roy Castillo por la puerta posterior de la Subregión Pacífico”, se lee en el documento.

El mismo colaborador señala, por ejemplo, que se recibieron ‘diezmos’ por las obras “Enrocado de la defensa ribereña de Chimbote” (valorizada en S/5 millones), “Pistas de la avenida Industrial” (valorizada en S/40 millones), “Mejoramiento del sistema de agua en el A.H. Miraflores (S/9 millones), “Pistas y veredas en el A.H. Miraflores” (S/5 millones) y otras.

Si bien hace poco la Corte Suprema resolvió que Álvarez había cumplido exceso de carcelería por el Caso ‘La Centralita’, este no saldrá libre, pues tiene vigente la orden de prisión por el asesinato de Ezequiel Nolasco.

Fuente: El Comercio






Deja tu Comentario

Tu Nombre

Tu nombre es Requerido

Email valido por favor

El email es requerido

Ingresa tu comentario por favor