Esto parece un petardo

Recomendar

Escribe Cesar Ortiz Anderson.- En página central de Perú 21 entrevistan al Ex Ministro del Interior Dardo Lopez-Dolz, quien en su auto ficha indica que fue vice ministro del interior entre los años 2006 y 2007, que es invitado a diversas partes del mundo para conversar sobre seguridad, y además afirma que hay “materias que uno le interesan y estudia, avanza y aprende. En mi caso dice el, esto es lo que paso en el tema de seguridad. Y esto me ha llevado a conocer personas y actores importantes de la seguridad en Colombia, en España, en Inglaterra, en Estados Unidos y en México”.

En Aprosec no somos de una crítica fácil contra nadie, pero en casi 20 años debemos comentar errores de propuestas o apreciaciones y en esta entrevista se dan ambas.

Queremos empezar diciendo que esta reprobado es su aprendizaje y realmente esperamos que no haya viajado con el dinero de las arcas públicas ya que parece inverosímil lo que posteriormente menciona en el artículo.

Primero no comprende la diferencia entre las cifras de victimización y las estadísticas policiales, consideramos que es necesario tener claro de ambos conceptos, las cifras de victimización del INEI son resultados de encuestas tomadas de la población en forma directa, no como el ex Ministro afirma son abastecidas por la policía.

Las denuncias policiales no son las fuentes tomadas para el cálculo de la cifra de victimización, en Perú, ni en ninguno de los países que menciona ha visitado, ni en el resto de países del mundo que realizan estas encuestas.

Las encuestas son realizadas debido a que las denuncias no reflejan la victimización, ya que más del 80% de los delitos no se denuncian, esto es consecuencia de la impunidad que percibe el ciudadano, los costos de transacción, la dificultades y barreras que significan realizarlas, por tanto se recurre a una encuesta por que la información de las denuncias no refleja lo que acontece.

Por una falta de conocimiento, asevera que la cifra de victimización no es confiable, ya que la policía es presionada para generar estadística, se corre un riesgo muy grande afirma. Aun las estadísticas policiales mejorasen por presiones estas no tienen que ver con la cifras del INEI. Por tanto es una afirmación absurda.

Parece tampoco comprender apropiadamente el circuito que debe ocurrir con los actos delictivos, durante el gobierno donde fue vice ministro y aun en el actual gobierno, no se ha realizado reforma policial alguna, ni se ha mejorado la investigación policial, es decir la base del proceso que genera un atestado policial que debería estar basado en pruebas científicas e irrefutables, lo cual no ha mejorado en los últimos dos gobiernos, como abogado también entenderá que el Ministerio Publico es clave en el proceso y si bien no lo menciona tampoco se ha invertido en forma seria en la institución que será quien lleve el caso al poder judicial. A nuestro juicio a diferencia de lo expresamente mencionado por el ex vice ministro los casos no es que estén mal armados como el menciona por apresuramiento o presión política, es por la incapacidad de hacerlos en forma técnica, por la escasez de equipamiento en investigación criminal, personal competente, y por la falta de formación de los operadores, aun se demorasen las investigaciones y quitásemos la rapidez y la presión política igual carecemos de competencias, equipamiento, protocolización de la investigación criminal, una adecuada articulación de del MININTER y el Ministerio Publico.

Luego afirma que no todo se debe a la corrupción del poder judicial, en esto estamos de acuerdo pero si se hiciera un buen trabajo en los dos primeros pasos, incluso se reduce la posibilidad de que el poder judicial tenga tanta discrecionalidad, ya que los casos estarían correctamente probados, y con evidencias científicas.

No queremos hacer un juicio de valor sobre las expresiones referidas por el ex vice ministro donde afirma que la policía genera casos en donde no los hay o inflarlos para tener éxito político, eso le corresponde responderlo a las autoridades del Mininter y de la Policía Nacional del Perú. Mas si queremos referirnos a cuantos casos presentados en los megaoperativos terminan con una sentencia, es evidente que frente a una afirmación que la policía “detiene a los vagos del barrio y los presenta como bandas, por la tanto se cae, no dura ni 48 horas” si corresponde al Ministro Basombrio dar una respuesta que resultados finales han tenido los megaoperativos, como también en dignidad a la institución policial indicar si te trata de bandas o los vagos de la esquina del barrio como lo afirma Dardo Lopez-Doltz.

Con mucho desparpajo ya que ha sido una autoridad importante, menciona que no se avanzado, pero que no se ha retrocedido, la opinión publica de Aprosec es que se sistemáticamente las autoridades no han realizado reformas, por tanto no se trata de si ha retrocedido sino que la delincuencia sigue avanzando sin la que puedan frenar.

Si coincidimos que hay que atacar las causas del problema, sin duda, pero no compartimos la opinión de que solo el narcotráfico y el consumo de drogas como el principal problema.

El finalmente percibe que no hay una política adecuada contra la seguridad, es que acaso en los gobiernos anteriores la había, por ello es que en materia de Seguridad Ciudadana estamos como estamos, la verdad es que en el Perú se carece de una política pública real contra el flagelo de la inseguridad, se han evitado en forma sistemática las reformas institucionales, los presupuesto asignados no han generado cambios por su mal uso, porque finalmente tenemos actores que dicen ser expertos en temas. Los resultados hablan por si solos y en los últimos 15 años la delincuencia sigue floreciendo y con una violencia inusitada además de una peligrosa tendencia. A seguir aumentando.

Cesar Ortiz Anderson
Presidente de Aprosec
www.aprosec.org
Cel.:999316197 / 998160756
Fan Page: Aprosec-PERU

Recibe esta y otras noticias en tu celular descargando la aplicación ingresando a este Link: https://goo.gl/Gpo7pn. Desde ese momento estarás informado de todo lo que pasa en la Amazonía Peruana, el Perú y el Mundo.


Comentarios