Odebrecht con Alejandro Toledo, Alan García, Ollanta Humala, Keiko Fujimori: Todo esta corrupto, podrido

Recomendar

Escribe Jaime Antezana Rivera.- Odebrecht le dio 20 millones de dólares a Alejandro Toledo. Por eso, esta con orden de prisión preventiva pero -por extrañas razones legales- no es efectiva. Esta tranquilo en EEUU.

Odebrecht le dio 3 millones de dólares a Ollanta Humala. Las pruebas son concretas y corroborada por Marcelo Odebrecht, sin embargo, no tiene orden de prisión preventiva. Al igual que su esposa, está en su casa.

Odebrecht le dio 4 millones a Félix Moreno y su socio israelí, divididos en partes entre ellos. Por ello, Moreno esta con prisión efectiva de 18 meses en un penal de Lima.

Alan García y Enrique Cornejo, a las justas y contra toda lógica, tienen una investigación abierta por el caso Ecoteva. Proceso que, pese a que en la agenda de Marcelo Odebrecht aparece las siglas AG, avanza lentamente.

Y este, orondo pero no tan seguro o por precaución ante cualquier sorpresa exógena, está en España. Si, desde hace meses, traslado su residencia a la “Madre Patria”.

Eso a contrapelo, varios ex funcionarios apristas (Cuba, Luyo, Navarro y otros) están con prisión efectiva por el caso Odebrecht sin que -según la información que se tiene, se hayan reunido con Jorge Barata.

Y, hace horas, el mismo Marcelo Odebrecht confirmó algo que ya había salido públicamente: que, el 2011, apoyo la campaña de Keiko Fujimori y el APRA ( htp://rpp.pe/mundo/latinoamerica/marcelo-odebrecht-dijo-que-su-constructora-apoyo-campanas-de-keiko-fujimori-y-del-apra-noticia-1051775).

¿Ahora qué dirá Alan Garcia (AG), quien se ha presentado como como la encarnación de la moral y la ética? No lo sabemos, pero seguro que dirá que no le dieron a él.

Lo real es que después de lo que ha dicho Odebrecht, queda en ridículo colosal. Y confirma la percepción de la mayoría de la población: que sería el “mais grande pez do Perú”.

Ahora, ¿Qué dirá Keiko Fujimori, que quiso presentarse como la verdugo de Ollanta Humala y Toledo? Seguro que sus operadores saldrán a negarlo en todos los idiomas.

A estas alturas, ya no importa lo digan Alan García, Ollanta Humala o Keiko Fujimori. Menos lo que diga Alejandro Toledo. Ya nadie les cree.

Pero, lo que ya no cabe duda es que en el Perú todo está podrido, todo está corrupto. En descomposición. Nadie de la mal llamada “clase política” se salva.

¿Ha llegado el momento de decir que “todos se vayan”? ¿Ha llegado el momento de cancelar esta “clase política”? ¿O dejamos que el país marche al colapso y la inviabilidad?.

El pueblo tiene la palabra.

Fuente: Jaime Antezana Rivera