La otra política: Phillips Butters, Antauro y Kenji

Recomendar

Escribe Dr. Carlos Jara Cuevas.- El señor Phillips Butters participo el día 4 de marzo de 2017 en un mitin inusual en la Plaza San Martin el lugar estaba repleto de una masa social popular proveniente de los barrios populares guiados por corrientes evangélicas con todas sus variantes que estaban marchando bajo una consigna muy proactiva para la movilización pero con un plan muy bien digitado y dirigido por una motivación conductual y encubierta políticamente con la consigna ¡¡No te metas con mi hijo!!, pero en dicha plaza se le enfrenta a Rene Gastelumendi en plena vía pública y con camarógrafos gritando a voz en cuello. Pero que aborda Butters; confrontación por una imposición ideológica de la llamada ideología de género, cuestionando la indolencia de PPK, la retraída posición de Keiko Fujimori y que no decir una abierta y total oposición a los referentes de la izquierda caviar apoltronada en el Congreso a ello se agrega el cuestionamiento a la bancada mayoritaria representada por el fujimorismo de Fuerza Popular que no hace ni dice nada. Ni tercer sexo, ni aborto, ni homosexualisar la educación, la política, la cultura señalando con toda crudeza que la Ministra de Educación Marilú Martens miente y que el Ministro de Cultura Salvador del Solar aterriza en la incapacidad política. Una crítica personal y una oposición política desde la iniciativa individual de Butters que llega a capitalizar una opción política nacional desde el actual sistema, cuyo soporte no remueve, ni cuestiona la propia Constitución Política del 1993 de Fujimori, es un logro mediático por ello Phillips Butters se está configurando desde los medios y de la televisión como una réplica mediática de un liderazgo popular diametralmente opuesto a lo sucedido en España con el movimiento político “PODEMOS” y su líder Pablo Iglesias. Butters no es lacayo así es como él lo afirma, no ejerce el voluntariado de la servidumbre en favor del Grupo mediático financiero de “el Comercio”. Él es un afrodescendiente parte del pueblo habla por su propia iniciativa, pero el despertar de su opinión personal publica es la capacidad de confrontación abierta de abordar las tenues actuaciones de PPK a quien califica de “débil político”, por ejemplo un término inventado en el argot de los medios es el adjetivo de “mermelumendi” un calificativo de falso, maletero y cobarde etc, mermeleros, mermelumendi etc. En la jerga nacional peruana se dice así; no se chupa con nada ni con nadie, es profundamente antichileno porque no ha perdido la memoria histórica ni el contencioso histórico y geopolítico a raíz de la invasión chilena y el arrebato de Arica y Tarapacá. Y también se puede citar que ha sabido fusionar el nombre del vicepresidente Martin Vizcarra con el caso del cuestionado aeropuerto de Chincheros en el Cusco.

La fortaleza de este comunicador es haberle arrebatado desde la derecha liberal o centro político las banderas de los principales problemas públicos, incluso a la propia izquierda a la que Antauro la califica como “la izquierda rosquete”; la corrupción, la ideología de género, la lucha antiterrorista, la incertidumbre de liberar a Fujimori, la pronta salida de Antauro y de presos provenientes del terrorismo caso de Morote, así como sus recientes comentarios acerca de la visión política de estos próximos años de los probables liderazgos a candidatos a la Presidencia en el espacio político antisistema del tipo Antauro. Pero siempre hay un pero político; él dice que no es periodista que te da tribuna desde sus micrófonos radiales, no teme la opinión de la gente, es frontal tan frontal que también se ha enfrentado al Presidente PPK no le teme a los “mermeleros”, a los “chuponeros”, a “los sapos”, a los que lo siguen en banda y de esquina en esquina por las calles de Lima. No ha recibido ni coima ni subvencion de Odebretch la más importante organización empresarial financiera de carácter criminal que ha robado en el Perú desde las alturas del poder político y que además ha comprado periodistas e intelectuales de feria. No ha temido enfrentamiento al enjuiciado político Toledo, ni a Alan García, ni al propio Ollanta Humala. Los tiempos políticos y los escenarios mediáticos televisivos están presentando la construcción de un próximo liderazgo desde la no-militancia sino desde la calle desde la iniciativa individual, sin deuda, sin compromiso militante, sin esas cadenas de control y de servidumbre. En la práctica y cerca de las próximas elecciones regionales y municipales Butters dejo de ser una persona sino ahora es una motivación un sentimiento desde el propio sistema político y no contra él, sino contra la clase política embarrada por la corrupción debido a que la partidocracia se ha convertido en una oligarquía política al servicio de cualquier patrón antinacional (y lo peor es que hasta esos partidos van a recibir subvención del dinero público del Estado) y decimos esto porque cuando hablas con Butters su sentimiento es de ámbito nacionalista liberal, es profundamente peruano pero también antichileno frente a la invasión económica financiera y comercial de los grupos económicos chilenos.

Aquí tenemos con Phillips Butters una opción de recambio porque para ser Presidente el 2021 por lo menos desde las condiciones políticas actuales ya es un sentimiento, una voz del resentimiento popular, de ahí a formalizarlo como movimiento político ciudadano está a un paso mejor dicho no necesita partido político de una derecha formal ni de un tardo-anticomunista porque esa opción no existe así se disfracen de izquierda legal. Los viejos partidos ni aquellos provenientes de esas viejas opciones tampoco dan credibilidad de full-técnicos ni políticos de lujo o los bla, bla, bla de la demagogia y el discurso falsario. La metodología de “tu opinión importa” ya es un impacto para medir la próxima acción política.

Pero sorprende algo más desde un corto video de alerta mediática el propio Phillips Butters llama la atención de un político encarcelado por el llamado Andahuaylazo nos referimos a Antauro Humala y dice lo que en las calles y en las plazas donde marchan los etnonacionalistas, etnocacerista los reservistas y los movimientos nacional indígenas y nacional andinos, que los acontecimientos del andahuaylazo le dan la razón al mayor Antauro preso en un penal militar. Sin embargo el antaurismo militante no está de acuerdo con la Constitución de 1993 sino volver a la del 1979, tampoco está de acuerdo con el neoliberalismo y la desregulación de la política pública, no es comunista, su nacionalismo antropológico nacional andino lo encontramos expresado en su libro sobre las fuerzas armadas, lo que vaya a ser más adelante si sale de la cárcel Antauro ya es un sentimiento de oposición nacional andino al propio sistema imperante, es un ente movilizador. Este personaje si es un ejercicio de liderazgo desde la cárcel; en los taxis dicen que si sale el “loco” seria presidente y acabaría con todo incluso aplicar la pena de muerte no solo la muerte civil.

Y finalmente, tenemos un caso muy peculiar dentro de la política de los herederos del fujimorismo, el fujimorismo de Keiko está ocupando el centro político popular organizado, Butters ha puesto en la parrilla una gran incertidumbre ante el cual el propio PPK no quiere pisar el palito, la salida de Alberto Fujimori la liberación de la cárcel. En ese camino se atravesó un Congresista tránsfuga de PPK, Roberto Vieira quien ha puesto una iniciativa de Ley con nombre propio y que según él cuenta con el apoyo mayoritario del Parlamento controlado por Fuerza Popular. Según palabras de PPK el firmaría si esa Ley se aprueba con la mayoría de Fuerza Popular asi PPK no tiene que actuar como Pilatos sino por mandato del Poder Legislativo. Pero la continuidad o salida de Alberto Fujimori condiciona mucho la continuidad y ascenso de Fuerza Popular y de Keiko por una decisión a elegir; Ley con nombre propio o INDULTO. Ante esta situación en las alturas del poder político Kenji está construyendo un espacio político en el contexto fujimorista para el 2021 el llamado “fujimorismo democrático”, veremos que sucede en los procesos electorales regionales y municipales hasta donde va calando el fujimorismo político.

Phillips Butters no ha tenido ni la más mínima compasión con el pasado de los políticos y presidentes, a PPK lo ha recordado por su cargo de Ministro y de Premier con Belaunde y con Toledo, ni con el aprista Alanista Alan García hasta el llamado “cosito” Ollanta Humala, pero Phillips dice algo que no debemos olvidar cuando en una entrevista con la mediática Rosana Cueva dice y afirma “yo digo lo que opina la inmensa mayoría del Perú” ahí está una opinión de movilización mediática, social y política. Cuando Beto Ortiz le pregunta a Phillips Butters, sobre Fujimori el afirma lo siguiente; “que el Presidente muere con sus comandos y no renuncia por fax” por eso para él, Alberto Fujimori no es de acero. Y para concluir a Phillips Butter le siguen más de seis millones en la red de internet, que diría Hildebrant en su semanario. Phillips afirma que él no está en la gran prensa mientras el norte llora y la corrupción con Odebretch está a la orden de procesos judiciales, a él lo colocan con el llamado “estilo Butters” por su insolencia y sin embargo nadie toma en cuenta que su programa radial se llama “tu opinión importa”. Ahora una pregunta ¿Cómo se abordan los problemas nacionales?. Sin embargo Phillips Butters puedo decir o no decir que hay interés político júzguenlo Uds. Mismos cuando lo escuchen por radio o lo vean por televisión de cable. Si controlas la información y expresas tu opinión desde estos medios controlas o direccionas la opinión social. Winston Churchill decía “yo no creo en las encuestas solo las que yo las hago”.

Fuente: Carlos Jara Cuevas / Analista de Política Internacional / Desde Madrid para Gaceta Ucayalina


Recibe esta y otras noticias en tu celular descargando la aplicación ingresando a este Link: https://goo.gl/Gpo7pn. Desde ese momento estarás informado de todo lo que pasa en la Amazonía Peruana, el Perú y el Mundo.