Sepahua aprueba ordenanza que prohíbe la crianza de animales mayores y menores en la zona urbana

Recomendar

Afecta a doce barrios de la capital sepahuina

Sepahua.- Durante la última Sesión Extraordinaria, regidores de la Municipalidad Distrital de Sepahua aprobaron la Ordenanza 005-2017 donde se prohíbe la crianza de animales mayores y menores en las zonas urbanas del Distrito de Sepahua. Esta nueva normativa afecta a la crianza de ganado vacuno, equino, ovino, porcino, aves de granja y otros animales menores con fines comerciales considerando que estos hechos “afectan la tranquilidad, seguridad y salubridad ciudadana”.

Son doce los barrios de la capital sepahuina que resultarán afectados por esta medida siempre que esta tenencia y crianza sea, como se anota en la ordenanza, con fines comerciales. Se trata de los barrios San Juan, Rosario, Nuevo Edén, Nueva Esperanza, Nuevo San Juan, San José, San Francisco, Las Brisas, Centroamérica, Ucayali, 7 de Junio y San Miguel.

“Era una preocupación de todo el pueblo”, indicó el teniente alcalde, Ing. José Gonzáles, “pues hemos visto animales amarrados en algunos parques, muy cerca de la vía pública y afectando a la transitabilidad de peatones y vehículos pudiendo llegar a provocar accidentes”. Igualmente, agregó que durante diez días hábiles los propietarios de estos animales tendrán tiempo de retirarlos hacia otras zonas donde no causen malestar entre los vecinos.

Entre las sanciones que contempla esta normativa está la aplicación de multas de hasta 1 UIT, además de la erradicación y/o decomiso de los animales según la situación. La competencia en la aplicación de esta Ordenanza Municipal recae sobre la Gerencia de Servicios Públicos en coordinación con la Gerencia de Administración a través de la Sub Gerencia de Rentas. Todo ello en coordinación con la MicroRed de Salud Sepahua, la Policía Nacional del Perú, el Juez de Paz y el Sub Prefecto distrital.

Por su parte, el alcalde distrital, Méd. Luis Alberto Adauto indicó: “Queremos que haya mayor orden, mayor respeto y que, si se oferta un servicio, se oferte en buenas condiciones, sin molestar al vecino ni atentar contra la salud pública. Queremos vivir en un clima de paz donde todos conozcamos nuestros derechos pero también nuestros deberes”.