Los deseos deben obedecer a la razón. Cicerón

Recomendar

Los deseos deben obedecer a la razón. Cicerón