Desde los tiempos de Adán, los necios están en mayoría. Casimir Delavigne

Recomendar

Desde los tiempos de Adán, los necios están en mayoría. Casimir Delavigne