Cuando se necesitan brazos, el socorro en las palabras no sirve de nada. Esopo

Recomendar

Cuando se necesitan brazos, el socorro en las palabras no sirve de nada. Esopo






Deja tu Comentario

Tu Nombre

Tu nombre es Requerido

Email valido por favor

El email es requerido

Ingresa tu comentario por favor