PPK: La salud y las desgracias de la informalidad humalista

Recomendar

ppksalud

Escribe Carlos Jara Cuevas.- Hoy cuando los amigotes del pícaro Dr. Moreno salen a la luz parece que los entes mediáticos descubren aparentes novedades de como la criminalidad de la política de salud del anterior gobierno trae a la luz los síntomas de cómo lo han venido manejando, de cómo han gestionado todas las granjerías administrativas y económicas obtenidas de los millones de usuarios de la salud pública y de cómo la manipulación de la gestión a destapado las verdaderas responsabilidades del periodo humalista de los cuales no dicen nada los opositores mediáticos y políticos. Donde está la llamada inclusión social del modelo seguido por la Dra. Baffigo en ESSALUD durante este último periodo, que nos pueden contar en una auditoria institucional el Ministro de Salud del último año del gobierno saliente. Aquí la confrontación y la crisis de la política de salud se la quieren embarrar al gobierno de PPK buscan desestabilizarlo lanzan sus puyas contra una de sus consejeras políticas como es Susana de la Puente sin ningún reparo. Este mismo personaje Dr. Moreno instrumentaliza un convenio con el Arzobispado de Lima para tirar igualmente barro a la Iglesia Católica, en esta confrontación el topo de intereses subalternos descubierto en los audios divulgados por la prensa queda desmantelado sus planes y estrategias que se nutren de la vulnerabilidad de la política de salud que el Presidente PPK está dispuesto a cambiar y modernizar. La respuesta inmediata, la transparencia de la denuncia y la lucha frontal contra la corrupción es contundente, auditar y fiscalizarla a la última administración es urgente. Esperemos que el Congreso abra comisiones de investigación sobre la problemática de salud.

AUDITAR El PLAN HUMALISTA DE SU POLITICA DE SALUD
El primer gran responsable de este atropello político contra la salud pública es el gobierno de Humala y su administración del MINSA del SIS y de ESSALUD, si ha alguien hay que evaluar y auditar es precisamente a los actores políticos y funcionarios del pasado gobierno, sin ninguna duda, sin ningún temor y sin ninguna consideración más que la ley, la jurisprudencia y el respeto a los derechos humanos donde la salud es un derecho fundamental. Hay que auditar los manejos de la burocracia humalista, hay que revisar acuerdos, convenios, programas implementados, adquisiciones de todo tipo de recursos, hay que hacer una auditoria de evaluación cualitativa y cuantitativa de los dos últimos años para saber con exactitud cómo se ha manejado el presupuesto de la salud, los servicios directos y los tercerizados. Hay que auditar que tipo de metodología de gestión han cumplido las metas del milenio, las políticas de inclusión social, la lucha de la salud en el marco de la erradicación de la pobreza y que han dejado al abandonar el gobierno. Todo eso se hace con cuentas financieras y contables. Y que a pasado con todo el funcionariado de confianza todavía aferrados a cargos y puestos colocados por designación del gobierno anterior, auditemos a todos ellos para saber cómo entraron y como están saliendo.

Para el gobierno de PPK la salud es un derecho humano fundamental, seguramente el monopolio mediático agitara los escenarios aparecerán nuevas revelaciones y a buena hora que aparezcan que salgan de una vez pero que se destapen a los responsables encubiertos.

DEFENDER LA ESTABILIDAD Y CONTINUIDAD DE PPK
Cuando revisamos la sensibilidad de los entes mediáticos y los opinologos de la oposición al gobierno liberal democrático de PPK parece más un diseño político para desestabilizar desde la propia dirección política del gobierno, desgastar su gestión, golpear a sus actores pretender dividirlos y como consecuencia querernos llevar a un nivel de ingobernabilidad para adelantar elecciones anticipadas a la presidencia en beneficio de la oposición. Toda esta propaganda se basa en el repertorio habitual de lugares comunes y abstracciones políticas. El Dr. Moreno y su sequito renunciante es el Rasputín del folklore de pirañas de la política de malandros y negreros, el fascismo y el racismo no requiere ser blanco, rubio y de ojos verdes, sino la comprensión practica de deshumanizar la política de salud pública y sustituir los derechos ciudadanos por el abierto tratamiento deshumanizante con formulaciones y estrategias mentales llevadas como filosofía de la acción humana para tratar a la población peruana como animales y ganado social eso lo convierte en una actuación de genocidio social ejecutado utilizando de forma totalitaria y devastadora las instituciones públicas y privadas para obtener pingues ganancias a costa de la salud y la vida de las personas. Eso cabe en una calificación; criminales y genocidas de la salud pública, porque sus planes obedecen a una estrategia sistemática de enriquecimiento y lucro a costa de un derecho fundamental, la vida y la salud. Cualquier ciudadano y cualquier institución y cualquier tribunal de cualquier parte del mundo puede juzgarlos porque desde ya constituye un delito imprescriptible de lesa humanidad. Es hora de la modernidad los planes del Presidente PPK deben empezar a desarrollarse con resultados concretos ahora que estamos próximos a cumplir los primeros cien días.

Fuente: Carlos Jara Cuevas / Analista Político Internacional


Recibe esta y otras noticias en tu celular descargando la aplicación ingresando a este Link: https://goo.gl/Gpo7pn. Desde ese momento estarás informado de todo lo que pasa en la Amazonía Peruana, el Perú y el Mundo.