Requerimos una visión

Recomendar

alfonsoEscribe Alfonso Baella Herrera.- La última encuesta de Pulso Perú trae información importante en relación a las preferencias electorales de los peruanos con miras al proceso presidencial del próximo año. El pelotón superior sigue igual. Keiko adelante con 33%, Pedro Pablo en segundo lugar con 15% y Alan en tercero con 9%. Puntos más o puntos menos la foto de ese trio es la misma.

El pelotón de los segundones, por llamarlo de alguna manera, sí trae sorpresas. El candidato del “nadinismo”, Daniel Urresti, tiene ahora un 7% de intención de voto seguido de Alejandro Toledo con 5%. Sigue un empate entre César Acuña y Mauricio Diez Canseco, con 3%. Y Humberto Lay cierra la lista nominada con 2%.

Aún, cuando 56% señala que no se siente satisfecho con los candidatos, el menú electoral actual no permite imaginar algún salto importante de los “chicos” hacia arriba.

En otras circunstancias el 7% de Urresti lo ubicaría en una posición expectante pero ahora no parece el caso. Ese 7% más parece un techo que un piso. Urresti no sólo es acusado de un terrible asesinato por el que han pedido 25 años de cárcel y 500 mil soles de reparación, sino que esa misma encuesta, revela que hay un 50% que no lo quiere como candidato. Así las cosas el ex ministro tiene un “anti” nada envidiable.

El 5% de Toledo es sólo explicable, lamentablemente, en lo despistado de un grupo de peruanos o en cierto espíritu suicida que, a veces, solemos poner en evidencia. Tanto él como Acuña buscarán una alianza para colocar, en el mejor de los casos, algunos congresistas.

El caso de Diez Canseco es, realmente, lo novedoso. Un empresario más ligado a la farándula que a la política ha lanzado, de súbito, una campaña en las redes sociales para buscar firmas que podría acabar ayudándole a comprar “de remate” un ticket de los muchos que se ofrecen por estos días. Aun cuando su “oferta” populista no pasa de lugares comunes, su lenguaje podría ser suficiente para terciar, por lo menos, la cabeza de ratón de ese pelotón de los segundones.

Pero es en el Nacionalismo donde las aguas parecen más bien encresparse. Jara -sin “el incontrolable” en casa- destaca con un 30% de aprobación y podría perfilarse hacia palacio. El ex ministro comienza a diluirse sin la repercusión que antes tenía por ser, o parecer, autoridad y hoy se limita a tirar piedras a García y Fujimori. Requerirá más que eso para recuperar la popularidad mediática. Ayer Marisol Espinoza dijo: “Primero que responda a la Justicia”, dejando en evidencia que la procesión nacionalista sigue por dentro y que ni Jara ni Espinoza, lo quieren ni reconocen como candidato.

Con un país casi detenido, la confianza parece una de las palabras claves para retomar el camino perdido. Alguien debe llevarnos de regreso hacia el sendero virtuoso del desarrollo. Necesitamos sentido común, capacidad, honestidad, experiencia pero, sobre todo, una visión de futuro. Por momentos algo tan simple parece imposible. Tenemos la obligación de reflexionar, desde ahora, sobre esas virtudes y hacer todo lo posible para no volver a equivocarnos.

Fuente: Alfonso Baella Herrera


Recibe esta y otras noticias en tu celular descargando la aplicación ingresando a este Link: https://goo.gl/Gpo7pn. Desde ese momento estarás informado de todo lo que pasa en la Amazonía Peruana, el Perú y el Mundo.